promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

12

Jun

2013

"DICEN QUE LA ACADEMIA YA NO HUELE A NAFTALINA SINO A CHANEL" PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 21/6/2013

MARÍA JESUS PEREIRA

 

 –Cuando llegó a la presidencia de la Academia en 2006 se propuso abrir a la sociedad esta institución con más de 300 años. ¿Lo ha conseguido? –He conseguido bastante, pero no considero finalizado mi trabajo. –¿La Academia se ha quitado de encima el olor a naftalina que tenía? –Me dicen que ya no huele a naftalina, sino a Chanel (risas). Cuando yo accedí a la presidencia descubrí que la sede de la Casa de los Pinelo estaba destrozada, era decrépita, atroz... No era digno para Sevilla, la ciudad más artística del mundo junto con Florencia y Venecia. Me sentí con el deber de arreglarla. La academia no tenía nada y me apoyaron empresas haciendo salones y particulares donando obras de artes. Me propuse que la academia fuera orgullo de la ciudad de Sevilla y creo que lo he conseguido porque antes iban diez personas y ahora se llenan las conferencias que organizamos. –¿Está presente la Academia en la provincia? –Sí, los académicos están dando conferencias en pueblos para explicar a sus vecinos su patrimonio histórico y eso que la Diputación nos ha quitado toda las ayudas desde hace dos años. –¿Qué ingresos tiene la academia? –Una subvención de 14.000 euros de la Junta de Andalucía y lo que nos dan algunos bancos para pagar el agua, la luz pero como no llega para todos los gastos,

hemos tenido que poner una cuota entre los académicos y lo que haga falta para sostener la institución. Entre los académicos hay arquitectos, productores de cine, catedráticos de Historia del Arte... dispuestos a dar lo mejor de sí para difundir la cultura y lo hacen gratuitamente. Todo por amor al arte. –¿No tenéis ayuda del Estado? –El Estado se ha comportado fatal con las academias, a las que han retirado todas las ayudas, salvo a las academias catalanas, vascas y gallegas. –En materia de arte, ¿cuál es la asignatura pendiente de Sevilla? –Consolidar todo lo que hay. El patrimonio artístico de Sevilla de los siglos XVI, XVII y XVIII no está suficientemente cuidado y no debemos permitir que se deteriore. –¿Teme la modernización porque afea la estética de Sevilla? –No tengo miedo a la modernización porque estamos en el siglo XXI. No podemos hipotecarnos por nuestro pasado. El problema es que a veces se hacen edificios magníficos en sitios inadecuados. –¿La Torre Pelli afea Sevilla o afecta a su paisaje? –Depende de donde la mires. Quizá hubiera sido mejor hacerla en Sevilla Este.

 

–¿Ha sido demasiado permisiva la Unesco con la Torre Pelli? –La Unesco quiso paralizar las obras pero después dio permiso y yo estoy en contra de tirar. –¿No hubiera tirado la biblioteca del Prado de Zaha Hadid? –No y eso que era contraria a que se construyera. No la hubiera tirado porque se hizo una inversión tremenda y yo soy de aprovechar todo lo que se pueda y transformar.

–¿Y las setas? –Veo peor las setas que la Torre Pelli porque están fuera de escala. Si se hubieran puesto en la Expo, hubiera sido un monumento importante porque es muy bonito, es como una escultura. El problema es que necesita más espacio para tener perspectiva. En l a Encarnación, l as setas están comprimidas y además están al lado de la iglesia de la Anunciación, que es una joya. –La Caixa se cansó y se ha llevado el proyecto de CaixaForum a la Torre Pelli. Usted criticó ese proyecto. ¿Le alivió saber que no se haría allí? –No, porque el CaixaForum podía haber i do allí sin ser el proyecto de Vázquez Consuegra. Yo no tengo nada en contra de él, que es un arquitecto buenísimo, pero creo que las Atarazanas son como una catedral y no necesitan tanta obra. Basta con sanear las cubiertas y darle uso. –¿Por qué defiende un museo de carruajes en las Atarazanas? –Las Atarazanas son un continente espectacular pero no tenemos contenido para un museo naval. No podemos seguir con las Atarazanas cerradas y llenas de jaramagos, así que lo mejor es usar el dinero que nos da la Caixa y meter all í un museo de carruajes con colecciones privadas. Los coches de caballos forman parte de nuestra cultura y no los tienen en Bilbao o Soria. Podemos abrir el museo con 280 coches de caballos y cuando tengamos contenido para un museo naval, pues sacamos de allí los carruajes. – ¿ La Junta, el Estado y el Ayuntamiento escuchan vuestros informes? –Algunas veces sí y otras veces no. En las Atarazanas aún estoy esperando a que la Junta nos conteste. En Santa Catalina, tras mis críticas, el concejal Alfonso Gómez de Celis puso rápidamente dinero para restaurar las cubiertas y gracias a eso ha aguantado. –La ampliación del Museo de Bellas Artes sigue sin presupuesto ¿Se está ninguneando a la segunda pinacoteca de España?

 

–Yo diría que sí. –Mariano Bellver llegó a un acuerdo con la Junta para ceder más de 300 obras de arte para exponer en la ampliación de Bellas Artes. Cansado de esperar amaga con llevarse la colección a una exrepública soviética. ¿Esto pasa sólo en Andalucía? – Lo que están haciendo con Bellver es una vergüenza rayana en la mala educación. Él ha donado su colección a Sevilla, lo que supone una generosidad no valorada en la ciudad porque podía haberlo vendido o, como otras colecciones, dejarla en la ciudad a base de pedir dinero. Él quiere crear una fundación para que la Academia le custodie la colección y yo estoy dispuesta, pero llevo cinco años pidiendo una sede al Ayuntamiento. La colección tiene que quedarse en Sevilla porque él tiene todos los pintores sevillanos. El problema es que ahora hay una corriente interesada en tumbar la colección Bellver porque dice que no es buena. ¿Cómo están cuestionando una colección que se ha expuesto en la segunda pinacoteca de España, un colección sobre la que catedráticos de Arte han escrito un libro? La Academia Santa Isabel de Hungría avalará, con el informe de tres catedráticos de Arte, que el 98% de la colección es buena. Este señor tiene 87 años y como muera, la colección no se queda en Sevilla porque su esposa ha dicho que no cederá nada si no es en vida de él. Estamos perdiendo la colección y eso sólo pasa en Andalucía. Recordemos que Carmen Cervecera también se llevó la colección de Sevilla a Málaga. –Hay goteras en el Museo Arqueológico desde hace años y por ello ha estado cerrado temporadas. –No es de recibo eso ni que el Museo de Bellas Artes esté sin un duro ni que el Maestranza reciba tan poco dinero ni que se hayan cerrado tantos teatros. Yo tendría una columna de los no recibos... –¿Debe estar en una caja fuerte de un banco el original del Tesoro del Carambolo? –Mientras no haya medidas de seguridad, no debe exponerse públicamente el original. –Dice que faltan teatros pero ahí está el de la SGAE en la Cartuja que no lo quiere nadie y hay pueblos donde los teatros están cerrados porque no hay dinero para ni para mantenerlo. –No sé por qué pasa eso. A lo mejor al pueblo le gusta más ir al Rocío. Cuando yo era pequeña estaba el t eatro Pathé, el Llorens, San Fernando, Imperial...así hasta diez y ahora sólo quedan dos. ¿Cómo puede pasar eso en una ciudad como Sevilla, donde siempre ha gustado tanto el teatro?

–¿Faltan mecenas del arte en Sevilla?

–No soy yo quien para decirlo. –¿Y una nueva Ley que dé ventajas fiscales para apoyar a los artistas? –Falta una Ley de Mecenazgo y me pregunto a qué están esperando. La falta de esa ley explica que se estén haciendo tantas fundaciones. –¿Se están perdiendo muchos artistas por la crisis? –No, en estas épocas emergen más artistas.

 

 
Informacion