promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

18

Jun

2013

LA HORA DE LOS MONUMENTOS MENOS VALORADOS PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA/ 14/6/2013

CARLOS NAVARRO ANTOLIN

El Ayuntamiento considera que ha llegado la hora de prestar atención a monumentos de la ciudad que son poco valorados por el gran público. La Gerencia de Urbanismo ha preparado una partida de 225.000 euros para poner a punto siete monumentos de la ciudad necesitados de intervenciones de cierta urgencia. La lista de los elegidos es la siguiente: los grupos escultóricos de la Glorieta de Covadonga, en el Parque de María Luisa; la Fuente de las Cuatro Estaciones, en el Prado; la Fuente de la Glorieta de San Diego; el monumento a Miguel de Mañara, en los Jardines de la Caridad; el lienzo de muralla de la calle Goles y el lienzo de muralla de la Buhaira. 


En todos los casos está prevista una limpieza general y la reparación y consolidación de todos los elementos que contenga en unos trabajos que tendrán una duración máxima de cuatro meses. 

El delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, explicó ayer que el objetivo es que este tipo de restauraciones abarquen también otros monumentos al aire libre que también se encuentran deteriorados. Precisó que uno de los problemas de estos conjuntos escultóricos son los actos vandálicos por los que se aplicarán tratamientos especiales que repelan las pinturas. 

Urbanismo asegura que el que se encuentra en peor estado de conservación es la Fuente de las Cuatro Estaciones, en la Pasarela. Y el que requerirá de la intervención menos compleja es la escultura de Mañara. 

La Fuente de las Cuatro Estaciones sufre todo tipo de inclemencias sin protección alguna al estar exenta en una glorieta. No hay edificios que la protejan. Esta fuente es obra de Manuel Delgado Brackembury y data de la Exposición Iberoamericana de 1929, cuando se asumió el embellecimiento de la zonas aledañas al recinto de la muestra. Esta fuente monumental, según la ficha elaborada por Urbanismo, presenta patologías tales como la suciedad, figura, pérdida de volúmenes y fuertes erosiones. En este caso habrá que apostar por la reintegración de las piezas. 

La fuente de la Glorieta de San Diego, enclavada en el comienzo del parque de María Luisa, es obra también de Brackembury junto con Enrique Pérez Comendador. Funcionó como arco de entrada de la Exposición Iberoamericana, por lo que está considerado como un testimonio de gran valor de lo que supuso aquel acontecimiento. Está afectado por la suciedad, la oxidación y la escamación. 

En el Jardín de la Caridad no sólo se arreglará la estatua de Miguel de Mañara, sino la iluminación del recinto, que se mejorará sustancialmente. La escultura es obra de Antonio Susilllo (1902) y está considerada como una de las mejores obras contemporáneas del entramado urbano de la ciudad. Presenta suciedad, microorganismos, fisuras y oxidaciones. 

En el lienzo de la antigua muralla almohade de la ciudad de la calle Goles se llevarán a cabo tareas de consolidación. Presenta suciedad, costras negras y un evidente riesgo de desplome, entre otras patologías. 

La Gerencia de Urbanismo intervendrá la muralla del XVI de los jardines de la Buhaira, únicos restos de la muralla originaria del palacio que da nombre al actual parque. Presenta descohesiones, desprendimientos, grafitis y pérdida de mortero. 

El puente sobre el antiguo cauce del Guadaíra, localizado entre la Avenida de la Palmera y el barrio de Los Bermejales, está considerado un meritorio ejemplo de estética regionalista de principios del siglo XX. 

Y las esculturas de la Glorieta de Covadonga también serán restauradas al ser consideradas obras de interés de Brackembury y Lorenzo Coullaut de entre 1914 y 1916. Han sido atacadas por el vandalismo y en muchos casos faltan piezas.

 
Informacion