promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

09

Jul

2013

El vandalismo que no cesa en el Parque de Mara Luisa PDF Imprimir E-mail

El vandalismo que no cesa en el Parque de María Luisa

Decapitan la escultura de la glorieta de Luis Montoto, una obra contemporánea del escultor trianero Emilio García Ortiz.

JUAN PAREJO | ACTUALIZADO 02.07.2013 - 09:37  Diario de sevilla
zoom

La escultura de Emilio García Ortiz sin la cabeza que ha sido destrozada este fin de semana.

zoom

Imagen de archivo de la fuente en su estado original.

 

    Share
    Un problema que se repite y que tiene una difícil solución. El Parque de María Luisa vuelve a sufrir un acto vandálico que ha destrozado uno de sus monumentos. Esta vez le ha tocado a la glorieta dedicada al literato y cronista Luis Montoto, un recinto que está muy próximo a la Plaza de España. Los protagonistas de este triste suceso han destrozado la cabeza de la escultura de la mujer que descansa sobre el estanque. Los restos del suceso eran visibles este pasado fin de semana en la base de piedra de la escultura y en el estanque de agua que la cobija. No es la primera vez que este conjunto, realizado por el escultor Emilio García Ortiz, sufre las consecuencias del vandalismo y de la falta de civismo que asuela la ciudad y que se traduce en estos ataques a sus principales monumentos. En el año 2010, el Ayuntamiento invirtió más de 140.000 euros en la restauración de esta glorieta y en la de los Álvarez Quintero, Los Toreros, Juanita Reina, Los Lotos, Las Ranas y el Estanque de los Leones. 

    La glorieta de Luis Montoto fue inaugurada el 1 de marzo de 1959 y está situada al lado de la glorieta de los Lotos y entre las de Bécquer y Luca de Tena. Sus motivos principales lo constituyen un liviano estanque en el que se puede ver una figura femenina recostada delante de un gran mural cerámico calado en tonos azules y verdosos que le sirven de fondo, todo rematado por un reloj realizado en el mismo material. Cuenta con varios pequeños surtidores de agua. Su autor, Emilio García Ortiz, nació en Sevilla en el año 1929 y falleció en febrero de este mismo año. Realizó estudios universitarios y fue profesor de modelado en la escuela de Artes Aplicadas. Después continuó como profesor de escultura y cerámica en la facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla. Fue nombrado Trianero de Honor y recibió la medalla de la Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría. De estética postmodernista, el material con el que más trabajó fue el barro cocido y policromado. 

    Es uno de los grandes innovadores de la cerámica sevillana de los años 60 y 70. En su obra realzó los conceptos estéticos de las vanguardias centroeuropeas, los llevó a la escultura y los fusionó con la cerámica tradicional. No se entendería la cerámica de esas décadas sin su aportación. Entre sus obras destacadas figuran, además de la dedicada a Luis Montoto, el monumento a Fray Bartolomé de las Casas, junto al Puente de Triana; los trabajos religiosos realizados para la parroquia de San Ignacio de Loyola del Polígono de San Pablo o las múltiples obras realizadas para diferentes monumentos del Parque, como las niñas de la Plaza de América.

    El destrozo en la obra de García Ortiz no es un hecho aislado en el Parque de María Luisa, cuyo elemento más representativo, la cerámica, es muy delicado. Hace apenas un mes, este periódico se hizo eco de los daños ocasionados en la Plaza de España, monumento proyectado por Aníbal González, restaurado hace dos años con una importante inversión. Algunos de sus elementos cerámicos habían sido arrancados y robados.
     
    Informacion