promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

26

Sep

2013

LA IGLESIA DE SAN LAUREANO VUELVE AL AYUNTAMIENTO PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 23/9/2013

A.S.AMENEIRO

La antigua iglesia del convento mercedario de San Laureano, en la Puerta Real, levantada a mediados del siglo XVII sobre parte de los restos de la casa de Hernando Colón, el hijo del Almirante, ha vuelto a manos del Ayuntamiento de Sevilla. Desde diciembre de 2011, depende del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) del Ayuntamiento. 

 

La administración local se resiste desde hace dos años a desvelar los usos que quiere dar a este valioso edificio,vacío, cerrado y en mal estadode conservación. Según ha podido averiguar este periódico, el Consistorio recuperó la propiedad de este bien patrimonial pocos meses después de que Juan Ignacio Zoido tomara posesión del sillón de la Alcaldía. El Distrito Casco Antiguo desconocía hasta hace semanas que el edificio volvió a ser propiedad municipal nada más entrar el PP en el gobierno local. 

Anteriormente estuvo en manos de la Universidad de Sevilla, que lo tenía cedido por 50 añoscon vistas a recuperar el inmueble y construir un centro universitario: la nueva sede del Instituto de Desarrollo Regional (IDR). Pero el proyecto valorado en dos millones de euros fracasó por la crisis económica, el IDR se extinguió y la Universidad acabó renunciando al edificio. 

Esta renuncia de la Universidad de Sevilla se hizo oficial precisamente en diciembre de 2011, fecha en la que la dirección del ICAS firma el recibí y se queda con las llaves. El inmueble se entrega con las catas arqueológicas al descubierto. 

Este verano, ambas instituciones han vuelto a negociar sobre este inmueble protegido, pero esta vez porque el Ayuntamiento quiere que la Universidad tape las catas arqueológicas que quedaron abiertas. 

Sobre este punto, la vicerrectora de Infraestructuras, Pastora Revuelta recalcó, en declaraciones a este periódico, que "estamos pendientes de la contestación de la Gerencia Municipal de Urbanismo en relación a las catas arqueológicas que se realizaron conforme a la legalidad urbanística y tras la autorización de la Comisión de Patrimonio". Añade que "toda la documentación pertinente obra en poder de los servicios municipales" y que la institución hará "inmediatamente lo que nos indique la Gerencia". 

La vicerrectora confirma que se devolvió el edificio porque "no se podía adaptar a las necesidades universitarias". Destaca que el asunto de la Iglesia de San Laureano "se está tramitando dentro de la absoluta normalidad con respecto a las cuestiones habituales entre la Gerencia Municipal de Urbanismo y la Universidad de Sevilla". 

En relación a los usos que podría tener la antigua iglesia, el de equipamiento público para el barrio vendría bien a los vecinos. Las hermandades de la zona desean que tenga un uso religioso, vinculado a las hermandades. La Hermandad del Santo Entierro es la que más vinculaciones guarda con San Laureano ya que su sede original estuvo aquí. En 1587 ocupa parte de las antiguas posesiones de la casa de Hernando Colón con una capilla edificada cuyas huellas han sido documentadas en el informe arqueológico elaborado tras las catas. 

El hermano mayor del Santo Entierro, Luis Miguel Onieva, cree que sería "una buena noticia" que la antigua iglesia se cediera a la hermandad para un uso por determinar, pero manteniendo la sede actual de Alfonso XII. 

En la esquina de Goles con San Laureano, la hermandad de Gloria de las Mercedes apunta que sería interesante convertir este edificio en un museo de la Semana Santa. "Con el tránsito tremendo de turistas que tiene la zona, el edificio de la iglesia sería un lugar ideal para hacer un museo, una exposición permanente de pasos de Semana Santa, porque además tiene rampas de acceso cómodo", opina Jesús Calvillo, hermano mayor de la hermandad de las Mercedes de la Puerta Real. Añade que podría tener exposiciones rotatorias y dar a conocer la obra social de las hermandades. Lo que se haga será decisión del Ayuntamiento. 

La orden mercedaria levantó la iglesia a principios del siglo XVII con una planta de 35 metros de largo por 11,5 metros de ancho, "reutilizando en parte un cuerpo edificado (probablemente las caballerizas) de la casa colombina", según reza el resumen de la intervención arqueológica en el Patio de San Laureano (2003 a 2007) dirigida por la experta Inmaculada Carrasco de la Universidad Pablo de Olavide. Se compara la planta de este antiguo templo religioso a la planta de cajón de la Iglesia del Hospital de los Venerables Sacerdotes del barrio de Santa Cruz. 

Consta de coro a los pies, presbiterio en la cabecera, cúpulas sobre pechinas y bóveda de cañón en el resto de la nave. Más adelante problemas de estabilidad provocan el hundimiento de la cúpula del presbiterio. En la primera mitad del XIX se hunde el techo y es sustituido por armaduras de cuchillos españoles.

 
Informacion