promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

23

Oct

2013

LAS OBRAS DE SANTA CATALINA TENDRÁN UN COSTE PRÓXIMO A LOS 2 MILLONES PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 23/10/2013

JUAN PAREJO

Un presupuesto de no más de dos millones de euros y un plazo de ejecución para la primera fase de las obras de seis meses. La rehabilitación integral de la iglesia de Santa Catalina, y su reapertura al culto tras nueve años cerrada, está cada vez más cerca. El arquitectoFrancisco Jurado está ultimando el proyecto de intervención que pretende entregar incluso antes de que termine el mes. La pasada semana mantuvo una reunión en el Arzobispado clave para despejar la incógnita de la financiación, un aspecto que repercutirá de manera decisiva en los plazos y el modo en el que se ejecutarán las obras. Si todo va según lo previsto, los albañiles volverán al monumento nacional en el mes de enero para empezar con la primera fase de la intervención que se centrará en el exterior y en la prospección arqueológica del subsuelo. 

 

El arquitecto Francisco Jurado, reconocido profesional al que recurrió directamente el Arzobispado por recomendación del arzobispo, Juan José Asenjo, para recabar una nueva opinión sobre el estado de conservación de Santa Catalina, atendió este martes a este periódico desde su oficina en la capital de España. Jurado reveló que, tal y como dejó entrever en la presentación del informe sobre el estado de la iglesia, que los costes de la reparación se reducirán sensiblemente sobre lo que se había estimado en un principio y fijó la cantidad total en no más de dos millones de euros: "El tope será de dos millones. El millón que se había previsto para el recalce del templo no es necesario, según consideramos nosotros después de los estudios técnicos que se ha realizado. Es cierto que la excavación arqueológica es cara, pero pensamos que la cifra final de la rehabilitación estará en torno a esos dos millones de euros".

El coste total también vendrá determinado por el tiempo que duren los trabajos, que se desarrollarán en dos fases. La idea que tiene el arquitecto es que ambas se encadenen para agilizar los plazos y ahorrar costes en la medida de lo posible: "Vamos a solapar una obra con la otra. Lo que no se cubra en una fase lo dedicaremos a la otra. El coste del exterior está mucho más claro, pero el interior dependerá mucho de lo que nos encontremos en el subsuelo, de si hay restos de valor y de lo que se vaya a hacer con esos posibles restos". 

Como avanzó Francisco Jurado el pasado mes de julio en la presentación de las conclusiones del informe de auscultación automatiza de Santa Catalina, realizado por Geocisa entre enero y mayo, el proyecto de intervención final sobre el templo contempla una actuación dividida en dos fases. La primera, que comenzaría en enero del próximo año, se centraría en el exterior y en la excavación interior. La terminación interior, que sería la segunda fase, iría en función de lo que se decida hacer con los restos arqueológicos: "Una vez que se sepa lo que hay dentro se iniciaría lo otro. La intención es unir los contratos, que se haga todo pronto. Si haces una excavación arqueológica no la puedes dejar mucho tiempo al aire, por lo que habría que hacerlo todo con premura". 

El compromiso, como ha reiterado el arzobispo en sus últimas intervenciones cuando fue cuestionado sobre el templo, es agilizarlo todo lo máximo posible: "Esa es la voluntad que tenemos. La primera fase tendrá un plazo mínimo de obra de seis meses. Dependerá todo mucho de lo que encontremos en el subsuelo. El planteamiento es ese y esperamos que no se alargue por más tiempo. Después tendrá lugar el adecentamiento y la preparación del interior para la reapertura". 

 
Informacion