promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

01

Sep

2008

METRO URBANIZADO, METRO VERDE. PDF Imprimir E-mail
Publicado Lunes, 04-08-08 a las 09:15
El crecimiento de la ciudad que plantea el Gobierno local tiene la aspiración de dotar al municipio de la misma cantidad de zonas verdes que de espacios urbanizados. Numéricamente se trata de contar con 14,5 millones de metros cuadrados de zonas verdes y de espacios libres. La ambiciosa formulación del delegado municipal de Urbanismo, Rafael Chacón, afirma que «Alcalá será en los próximos años una de las ciudades europeas con más metros cuadrados por habitante».
El planteamiento que establece el PGOU articula una red de espacios libres alrededor del río Guadaíra que se quiere convertir en el eje que articule el desarrollo de la ciudad y que incluso se ofrece al área metropolitana como «pulmón verde de la aglomeración urbana de Sevilla». Los actuales parques de ribera crecerán longitudinalmente en ambas direcciones. Por un lado, hacia Morón, hasta llegar al Molino Hundido y el Castillo de Marchenill. El planteamiento es la creación de una red continua hasta la Universidad Pablo de Olavide con caminos que permitan el tránsito peatonal o de bicicletas, de forma que el camino se convierta en alternativa de comunicación para los estudiantes.
Las zonas verdes de nueva creación coserán espacios ajardinados de nueva creación o proyectados sobre el papel a la «red principal verde» del río. Es el caso de los alrededores del Puente del Dragón, los alrededores del molino del Realaje o de los jardines de la Ciudad de la Cultura que está en construcción bajo el Castillo. Pero para cumplimentar el volumen de zonas verdes planteados hará falta crear un gran espacio de parques en el escarpe de Los Alcores, mirando hacia las localidades de Mairena y El Viso del Alcor. En este caso se trata de urbanizar «en verde»una gran extensión de terreno rural con más de dos millones y medio de metros cuadrados. La zona de gran interés paisajístico incluirá la zona de interés arqueológico y natural de Gandul.
El delegado de Urbanismo, Rafael Chacón, cree que «para lograr una correcta articulación entre el medio urbano, el rural y el medio natural, premisa que contempla el nuevo Plan, es necesario garantizar en todo moemento la protección del patrimonio natural y cultural, así como de los valores paisajísticos».
Según el Ayuntamiento alcalareño, la fisonomía de los nuevos espacios verdes se plantea con un nuevo concepto de funcionalidad que va más allá de la simple creación de zonas verdes y contempla la dotación de infraestructuras que los hagan más funcionales y faciliten su uso y «nuevas formas de disfrutar del tiempo libre». Para ello se plantea la reutilización de edificios de interés patrimonial como los molinos de Pelay Correa y el Realaje.
 
Informacion