promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

01

Sep

2008

LIPASAM TIRA LA TOALLA PDF Imprimir E-mail

Lipasam tira la toalla

ABC. SEVILLA
3-8-2008 08:10:18
Lipasam tira la toalla

 

La empresa municipal de limpieza de Sevilla
,
Lipasam
,
ha descartado extender el sistema de recogida neumática de residuos al resto de la capital hispalense tras instalar tres centrales de este tipo en el parque norte y una zona móvil en torno al barrio de Santa Cruz. En una entrevista concedida a Europa Press, el gerente de Lipasam, Rafael Pineda, explicó que esta iniciativa se puso en marcha en 2000 con una inversión de 30 millones, el 80
%
financiado con fondos europeos, pero aseguró que no se extenderá
a
rgumentando que
«
se trata de un sistema muy caro y que requiere de una enorme disciplina por parte de los usuarios, y aquí esa disciplina no se cumple
»
.

 

 

De este modo, y aunque valoró que
«
los ciudadanos que usan e
ste
sistema demuestran cierta satisfacción
»
, indicó que,
«
históricamente, los puntos de contenedores se usan para todo, tanto para tirar basura como para depositar televisores, escombros o sofás
»
, por lo que
«
al final los puntos de recogida se convierten en zonas donde
se
deja de todo
»
.

 

«No aporta limpieza»

 

«
Debido a esto último, tenemos que tener permanentemente a brigadas de limpieza adecentando el entorno de
es
os
contenedores»
, subrayó Pineda, quien, no obstante,
«
y a pesar del mal uso que se hace de ellos
»
, reconoció que es un sistema
«
que funciona bien y que permite usarlo a cualquier hora del día, pero al final no aporta limpieza
»
.

 

 

Así,
c
oncluyó que la recogida neumática de residuos no se exportará al resto de la ciudad,
«
pues la inversión es enorme y no merece la pena gastarse decenas de millones de euros
»
, insistiendo en que
«
no ha sido un éxito hasta el punto de llevarlo al resto de la ciudad
»
.

 

 

Pineda también se refirió a la posibilidad de proceder al soterramiento de los contenedores, un sistema probado en la zona del Pumarejo y que, aunque
«
favorece
»
el impacto visual,
«
no aporta nada más, pues al estar los contenedores soterrados los residuos fermentan antes y, además, requiere de la realización de catas arqueológicas que lo encarece mucho más, pues la profundidad debe ser al menos de tres metros
»
.
Según estimó, cada contenedor soterrado puede costar entre 20.000 y 25.000 euros, lo que consideró
«
un gasto excesivo en una ciudad donde, además, es complicado instalar este sistema
»
.

 

 

Así, el gerente de Lipasam dio a conocer que la idea es acabar el proyecto desarrollado en Santa María la Blanca y
«
poner en valor el de la Alameda de Hércules, que está hecho a falta de que se le dote de carga eléctrica
»
, por lo que, al igual que ocurre con la recogida neumática de residuos, no se exportará al resto de la c
iudad
 
Informacion