promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

01

Sep

2008

DOS EMPRESAS SE INTERESAN POR RETOMAR LAS OBRAS DEL ACUARIO PDF Imprimir E-mail
 
Actualizado Sábado, 30-08-08 a las 19:28
Al menos dos empresas españolas han comunicado al Puerto de Sevilla su interés en retomar el proyecto del acuario del muelle de las Delicias, cuya obras están paralizadas desde principios de 2008. Según ha podido saber ABC, se trata de dos empresas —una de ellas radicada en el País Vasco— especializadas en la gestión de acuarios y espectáculos con delfines y otras especies marinas. En caso de que finalmente otra empresa retomara el proyecto, tendría que adaptarse al Plan Especial de las Delicias, por lo que no podría varias sustancialmente el proyecto original, indicaron las mismas fuentes.
El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Manuel Fernández, ha anunciado su intención de rescindir la concesión otorgada en 2004 a Acuario Nuevo Mundo para construir y explotar en el muelle de las Delicias un acuario de 20 millones de euros, que podría generar casi un millón de visitas y 40 puestos de trabajo. La razón de esa rescisión estriba en el incumplimiento de la última prórroga concedida por el Puerto a Acuario Nuevo Mundo para acabar las obras en 2008.
El administrador único y director general de Acuario Nuevo Mundo, Ricardo Pichardo, ha negado que las obras se hubieran paralizado por problemas financieros, así como que la citada sociedad esté ligada a Gerardo Martínez Retamero, ex presidente del Betis y al grupo de empresas Edimar. Pichardo insistió en que la paralización del proyecto no tiene nada que ver con supuestos problemas de liquidez de Edimar.
«La razón de la paralización de las obras está en el cambio de la normativa europea para que los gobiernos concedan subvenciones», explicó Pichardo, quien declaró que ahora no se pueden conceder ayudas públicas a obras ya ejecutadas. En este sentido, recordó que Acuario Nuevo Mundo solicitó al Ministerio de Economía una subvención de 13,5 millones de euros acogiéndose a la Ley que regula los incentivos regionales, unas ayudas financieras que concede el Estado a la inversión productiva para fomentar la actividad empresarial y contribuir así a paliar los desequilibrios interterritoriales.
Las obras del acuario comenzaron en octubre de 2006 y fueron paralizadas por los promotores a finales de 2007. Aunque Pichardo no quiso precisar la cantidad invertida por ahora en el proyecto, algunas fuentes consultadas indicaron que alcanzaría los seis millones de euros, el 30% del presupuesto, obras que ya no podrán ser subvencionadas en base a la nueva normativa europea.
«Por coherencia y sentido práctico suspendimos la ejecución del proyecto porque corríamos el riesgo de no recibir ninguna ayuda pública y porque creíamos que las subvenciones iban a ser aprobadas en un breve plazo», añadió el director general de Acuario Nuevo Mundo. «Hemos comprobado que la Junta tramitó ante el Gobierno central la subvención de Incentivos Regionales y estamos esperando a que se nos conceda para proseguir con las obras, que necesitan para su finalización unos ocho meses», explicó Pichardo, quien admitió que la Consejería de Turismo se ha comprometido también a concederles una ayuda de 500.000 euros.
«Ahora —reconoció— estamos en una encrucijada, como en tantas ocasiones con este proyecto. Esperamos terminarlo algún día, aunque sin apoyo tendríamos más dificultades».
En cuanto a la intención del Puerto de rescindir la concesión, Pichardo admitió que «nos haría una faena de muerte».
La estructura del acuario está prácticamente finalizada en el Muelle de las Delicias y apenas queda meter los peces en los tanques, precisamente lo más caro de un proyecto que tendrá el mayor tanque de tiburones del mundo, con diez metros de altura, y albergará 7.000 peces de 400 especies.
 
Informacion