promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

04

Mar

2014

EL ARZOBISPADO ANUNCIA LA "INMINENCIA" DE LAS OBRAS EN SANTA CATALINA PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 28/2/2014

J.P.

Un paso más para la reapertura de la iglesia de Santa Catalina. La empresa Constructora San José, S.A. será la encargada de llevar a cabo las obras correspondientes a la segunda fase de restauración de la iglesia de Santa Catalina. Esta empresa, con amplia experiencia en el campo de la rehabilitación de inmuebles, ha sido la elegida entre las diez invitadas por la Archidiócesis de Sevilla a la licitación para esta obra. Tal como confirmó a este periódico el arquitecto, Francisco Jurado, las obras cuentan con un presupuesto que ronda el millón de euros, aunque el montante total variará en función de las catas arqueológicas que se han de realizar y los hallazgos en el subsuelo de la iglesia. 


Las actuaciones previstas en el proyecto de restauración que dirigirá Francisco Jurado, se llevarán a cabo en los próximos doce meses, y comprenden tanto la restauración exterior de la iglesia como los trabajos de arqueología en el templo. 

El proyecto de obras ya fue aprobado por la comisión provincial de Patrimonio de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, y las obras correspondientes a esta nueva fase comenzarán tan pronto como la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento otorgue la preceptiva licencia de obras. 

La Archidiócesis informó en una nota de que antes de comenzar las actuaciones arqueológicas en el templo, se llevará a cabo una prospección de georradar de multifrecuencia con objeto de elaborar un mapa de alta resolución del subsuelo del edificio. Además, durante el período de obras se mantendrá activado el sistema de auscultación automatizada de la estructura del templo, que se colocó en diciembre de 2012, y que ha constatado la estabilidad de la estructura del templo durante todo este tiempo. 

Una vez terminadas estas obras, comenzarán las actuaciones de la tercera y última fase que deben conducir a la apertura de la iglesia tras más de nueve años cerrada al culto. Esta última fase, que consistirá en el adecentamiento interior e instalaciones del templo, carece de cronograma ya que irá en función de los resultados de las actuaciones arqueológicas previstas. 

Tras la finalización de la primera fase de las obras, en la que se actuó en las cubiertas, en la Navidad de 2010, el compromiso del arzobispo, monseñor Asenjo, ha sido vital para reimpulsar los trabajos. Él fue quien encomendó el nuevo estudio sobre el estado de la iglesia a Francisco Jurado, persona de su confianza, constatando que los daños y las afecciones que se habían anunciado no eran tan graves.

 
Informacion