promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

02

Abr

2014

LA JUNTA APOYA LA RECALIFICACIÓN DE LOS SUELOS DE LA FÁBRICA DE TABACOS PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA/ 2/4/2014

LUIS SÁNCHEZ-MOLINÍ

La Junta de Andalucíano se opondrá al convenio firmado por Altadis y el Ayuntamiento de Sevilla para la recalificación de los suelos de la fábrica de tabacos de Los Remedios -que se mantiene cerrada desde hace más de seis años- siempre que se atenga a la ley. Según aseguraron este martes fuentes de la administración autonómica a este periódico, la intención del Gobierno andaluz es la de facilitar en lo posible esta operación y no obstaculizar la llegada de inversiones a la ciudad de Sevilla. 

 

El convenio firmado el pasado lunes por el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y el consejero delegado de Altadis, Juan Arrizabalaga, divide este solar de más de 26.000 metros cuadrados de superficie, que actualmente está calificado como de uso industrial y almacenaje, en dos grandes paquetes: uno para Altadis de 31.000 metros cuadrados edificables, que contará con una calificación de usos terciarios (comercios, hoteles, bares...), y otro para el Ayuntamiento, que principalmente se dedicará a equipamientos sociales y vecinales. 

Sin embargo, dicho acuerdo, fundamental para el desarrollo urbanístico de la ciudad en el extremo sur de Los Remedios y de la orilla derecha del río Guadalquivir, quedará en papel mojado si la Junta de Andalucía no aprueba estos cambios de calificación del suelo vía modificación del PGOU. Pues bien, fuentes de la Junta dejaron este martes claro que no tienen intención de abrir un frente político de desgaste con el Ayuntamiento popular y que pondrá su mejor disposición para que la recalificación se lleve acabo. Es más, desde la Junta se vecompletamente lógico que, en pleno 2014, los suelos de la antigua fábrica de tabacos, encapsulados por el barrio de Los Remedios, dejen de ser industriales y pasen a ser terciarios y de Servicios de Interés Público y Social (SIPS). 

El único punto que exige la Junta de Andalucía es que la operación tenga una plusvalía para la ciudad. Es decir, que no sólo gane dinero con la misma la multinacional tabaquera, sino también un municipio como el de Sevilla, tan necesitado de fondos desde el inicio de la crisis. En este sentido no debe haber problemas, pues el convenio firmado el lunes contempla que el Ayuntamiento contará con 8.266 metros cuadrados de edificabilidad de servicios terciarios. Por su parte, la empresa Altadis dejó el lunes claro que su intención es vender los terrenos y sus derechos de edificación a un tercero. "Nuestro negocio no es la promoción inmobiliaria, sino la fabricación de productos derivados del tabaco", dijo Juan Arrizabalaga. 

Las fuentes aseguraron que la Junta se ha enterado de los detalles del convenio con Altadis por la prensa local y que espera contar cuanto antes con la información del Ayuntamiento para ponerse a trabajar en la recalificación. 

Sin embargo, según afirmó este martes el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, Zoido remitió el pasado 19 de marzo una carta en la que se informaba a la presidenta de la Junta sobre el convenio firmado. Además, el propio Zoido afirmó el lunes su intención es reunirse lo antes posible con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, para explicarle personalmente el proyecto y confió en que ésta "estará a la altura de lo que Sevilla y los sevillanos necesitan". Como se ve, pese a los buenos deseos, no será fácil evitar la confrontación política en torno a Altadis.

Espadas insiste en que el problema "son las formas, no el fondo"
 
El portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Espadas, volvió este martes a pedir la reunión de la mesa de seguimiento del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2006. "El problema son las formas y no el fondo. El alcalde se ha ocupado de que yo no conozca la propuesta de Altadis y con tantos antecedentes de parcheos y de urbanismo a la carta, yo no me fío ni un pelo del alcalde en materia urbanística", dijo Espadas. El socialista explicó que operaciones como ésta, que requiere una recalificación de los terrenos para sustituir su catalogación industrial por usos públicos y sociales y aprovechamientos terciarios, obligan al alcalde a convocar la comisión de seguimiento del PGOU, pues "lo que plantea con Altadis y con otros parcheos es, en definitiva, una revisión importante del planeamiento urbano". "Ante las fuerzas de oposición y los agentes sociales, el alcalde debe explicar este cambio de calificación y los socialistas, una vez lo conozcamos, lo apoyaremos si es legal". Por su parte, el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, instó a Espadas a que, "por el bien de Sevilla y los sevillanos", pida "a su compañera de partido y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que se sume a este proyecto tan importante para la ciudad que generará empleo y riqueza en Sevilla, tal y como le solicitó el alcalde en una carta". Asimismo, el delegado de Urbanismo recordó que "en este caso, una vez que Altadis y Ayuntamiento han rubricado un preacuerdo, se seguirán los trámites administrativos pertinentes para elevarlo al Consejo de la Gerencia de Urbanismo y al Pleno municipal con todos los informes municipales preceptivos".




 
Informacion