promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

01

Sep

2008

CARRANZA: ¿QUIÉN ES MONTAÑO PARA DECIR QUÉ DEBO HACER CON MI PATRIMONIO? PDF Imprimir E-mail
Carranza: «¿Quién es Montaño para decir qué debo hacer con mi patrimonio?»
Vicente Carranza, propietario de la colección de cerámica que pretendía donar al Alcázar de Sevilla. ÓSCAR HUERTAS
Publicado Miércoles, 27-08-08 a las 07:15
Vicente Carranza, dueño de la colección de cerámica trianera ofrecida al Ayuntamiento de Sevilla para ser expuesta, criticó ayer con dureza al Gobierno municipal sevillano y a su portavoz, Maribel Montaño, que el lunes reclamó al coleccionista una «donación definitiva» de las obras «por el bien de la ciudad». El propietario de las cerámicas explicó a ABC que «ya es hora de poner a esta señora en su sitio y recordarle que aquí no tiene ni voz ni voto, ya está bien de tanto politiqueo con este asunto». «¿Quién es ella para decir qué debo hacer con mi patrimonio? —se preguntó Carranza— ¿Quién es para decirme que done las cerámicas por el bien de la ciudad? Será por su propio bien o para colgarse la medalla públicamente, pero ya está bien de engañar a la gente. Estoy indignado con la actitud del Ayuntamiento».
«Ahora me piden iniciativa —añadió—, que yo haga, que yo done... Pero lo que tienen que hacer es tener ellos esa iniciativa y llamarme para firmar lo que se acordó, que fue una donación por 20 años en las cinco salas que hay sobre la Sala del Almirante. Así se pactó y así debería ser».
Carranza recordó que el propio alcaide del Real Alcázar, Antonio Rodríguez Galindo, ordenó el arreglo de las salas donde iba a ir expuesta la colección y le comunicó en persona, una vez se reformaron esas estancias, que ya podía empezar a disponer del espacio para colocar las obras. «Todo estaba arreglado —comentó Carranza—, sus secretarias me llamaron, él me lo explicó todo en persona, había testigos... pero se ve que con las salas arregladas quiere otra cosa y ahora dice que el sitio es para exposiciones itinerantes, cuando ya se cerró lo de la Colección Carranza con la única condición de que la muestra llevara el nombre de mi hijo y de que se trataba de una cesión por 20 años, no una donación definitiva».
«Ahora este señor tiene que callarse, claro, porque ha mentido, y mandan a su jefa, la señora Montaño, para que sea ella la que diga qué es lo que tengo que hacer con mi propiedad y más de 50 años de trabajo. ¿Pero qué se han creído? Desde luego, ya es difícil, por cómo están las cosas, que la exposición se quede en Sevilla. tendría que llamarme personalmente el mismo alcalde y decirme sitio y hora para firmar lo que se había pactado, ni más ni menos. Lo demás no me interesa, no quiero que el tema se politice, sino firmar lo pactado».
Valoración:
Gracias por votar

Enviar a:

guardar en mis favoritos de Del.icio.us

 
Informacion