promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

24

Jun

2014

LA COLECCIÓN BELLVER, AL PABELLÓN REAL PDF Imprimir E-mail

EL MUNDO / 24/6/2014

JOSÉ MARÍA RONDÓN

El Ayuntamiento de Sevilla está a punto de cerrar un acuerdo con Mariano Bellver para exponer su colección artística, conformada por 300 lienzos, además de otras tantas piezas de escultura, mobiliario y artes decorativas. El destino final de las obras será el Pabellón Real, en la plaza de América del parque María Luisa. La Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría ha tenido un papel decisivo en las negociaciones entre el Consistorio hispalense y el coleccionista.

 

Este museo Bellver dará cabida, por razón de espacio, a una selección de obras, especialmente las vinculadas por autor o por temática con la ciudad de Sevilla. Este centro artístico convivirá en la plaza de América con los museos Arqueológico y de Artes y Costumbres Populares, convirtiéndose este emplazamiento en «la plaza de los museos», según fuentes municipales. De este modo, el objetivo final es revitalizar este punto de interés turístico.

La apertura de este nuevo espacio cultural está pendiente, una vez que se firme el acuerdo con Mariano Bellver, de las obras de reforma y adaptación del Pabellón Real, que actualmente acoge oficinas del área municipal de Empleo. El inmueble, diseñado por Aníbal González en estilo neogótico, ya tuvo un uso artístico: dio cabida a la colección de la Casa Real durante la Exposición Iberoamericana de 1929.

El acuerdo, pendiente aún de algunos flecos, pondrá fin a una travesía emprendida en 1998 por Mariano Bellver y su esposa, Dolores Mejías, que ya hicieron público entonces el deseo de que su colección de arte -valorada en unos 10 millones de euros- pueda exhibirse «de forma permanente y con dignidad» en Sevilla. El coleccionista bilbaíno, nacido en 1926, está «enormemente feliz» al ver cumplido su propósito con este museo Bellver en el Pabellón Real.

Una travesía que comenzó en 1998

Inicialmente, Mariano Bellver, que atesora la colección en su vivienda de la plaza del Museo, acordó con la Junta de Andalucía la exhibición de las obras de su propiedad en el palacio de Monsalves, espacio que sería utilizado para ampliar el Museo de Bellas Artes. Sin embargo, la paralización del proyecto de ampliación de la pinacoteca sevillana deparó diversas alternativas, algunas rocambolescas como el posible traslado de las piezas a Azerbaiyán.

En este tiempo, ante los retrasos sufridos en la ampliación del Museo de Bellas Artes, la Consejería de Cultura le ofreció utilizar la sala de exposiciones de Santa Inés, ubicada en el antiguo convento de la calle Doña María Coronel, una opción que jamás convenció al coleccionista. Asimismo, la Junta de Andalucía organizó en la pinacoteca hispalense una exposición temporal sobre los fondos del mecenas bilbaíno, donde anunció que se había llegado a un preacuerdo para asumir su colección, hecho que finalmente nunca se produjo.

Otra de las opciones valoradas por Mariano Bellver fue el ofrecimiento de la Fundación Cajasol para exhibir su colección en el museo que pretendía abrir en su edificio de la calle Sierpes, justo en la confluencia con la plaza San Francisco, que albergó hasta el siglo XIX a la antigua Cárcel Real de Sevilla. Según este proyecto, las obras de Bellver serían una oferta más de este espacio de más de 14.000 metros cuadrados, donde también estaba previsto situar la colección de arte de la caja de ahorros.

Mariano Bellver posee una notable colección de arte integrada por más de 300 lienzos, principalmente de la escuela sevillana y el regionalismo andaluz del siglo XIX y comienzos del XX, que incluye lienzos de Sánchez Perrier, Baldomero Romero Ressendi, Rico Cejudo, Domínguez Bécquer, López Cabrera, García Ramos y Gonzalo Bilbao, entre otros. A ello hay que sumar tallas, marfiles, cerámicas, relojes, muebles, belenes napolitanos y otros objetos de arte decorativo.

 
 
Informacion