promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

15

Jul

2014

NUEVO PROYECTO DE CRUZ Y ORTIZ PARA EL CONVENTO DE SAN AGUSTIN PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA.  STELLA BENOT. Los arquitectos Cruz y Ortiz han decidido retomar el proyecto de convertir el antiguo convento de San Agustín en un hotel. Una iniciativa para la que ganaron un concurso público convocado por la Gerencia de Urbanismo en el año 2007 pero que ha estado paralizado desde entonces.

Ahora, los dos arquitectos sevillanos han presentado al Ayuntamiento un nuevo plan especial de protección para garantizar la conservación del monumento y su explotación como establecimiento hotelero, usos que permite el Plan General vigente. Un plan especial que hoy pasará su primer trámite administrativo porque será aprobado por la junta de Gobierno del Ayuntamiento.

La propuesta contempla la rehabilitación total de los restos del antiguo convento que aún siguen en pie —la iglesia, por ejemplo, está completamente destruida— y la construcción de un nuevo edificio integrado en el entorno. En total, el complejo tendría 7.900 metros cuadrados de edificabilidad máxima, de los cuales 4.300 metros cuadrados pertenecen a la zona a rehabilitar, y 3.600 metros cuadrados serán para la nueva edificación.

Se trata de un nuevo proyecto diferente del que se tramitó en el año 2007, que tenía un presupuesto de 15 millones de euros, y que contó en su día con el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio, organismo por el que deberá pasar ahora este nuevo proyecto, ya que se trata de una intervención en un monumento con protección máxima, la de tipo A.

Los prestigiosos arquitectos han planteado dos zonas diferentes en la parcela que está situada en la manzana delimitada por las calles San Alonso de Orozco, Amador de los Ríos, Luis Montoto y Recaredo.

En la zona a rehabilitar —compuesta por claustro, galerías, refectorio, dormitorios y escalera monumental que es lo único que se conserva del antiguo convento— se va a mantener la altura de tres plantas, conservando y consolidando los elementos estructurales del edificio, reparando los forjados y consolidando la estructura. Un elemento clave será la recuperación de la escalera principal situada al Este del refectorio y la consolidación del artesonado que conforma la cúpula que la cubre.

Cruz y Ortiz también proponen la construcción de un nuevo edificio en el solar que antes ocupaba la iglesia y que está baldío. Este edificio alcanzará la altura de la medianera existente pero tendrá un tratamiento de fachada diferente para ayudar a comprender con claridad las dos partes.

 
Informacion