promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

29

Ago

2014

NUEVO HOGAR PARA LAS OBRAS MUNICIPALES PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 2/8/2014

MANUEL RUESGA

Tras las oportunas obras de reforma y acondicionamiento, el Ayuntamiento de Sevilla presentó ayer la conversión del antiguo Garaje Laverán, en la calle Baños, en un depósito de bienes culturales de la colección municipal de Sevilla que servirá para la conservación, estudio, catalogación y difusión de la colección municipal. Este depósito patrimonial cuenta con piezas procedentes de la torre de Don Fadrique, los restos cerámicos encontrados en el convento de Santa Clara y las piezas cerámicas, dibujos preparatorios y documentación de la Fábrica de Cerámica Santa Ana de Triana. 


Entre las piezas procedentes de la torre de Don Fadrique se encuentra la primitiva fachada del museo arqueológico municipal, una importante colección de lápidas con inscripción epigráfica, capiteles, escudos municipales del siglo XVIII y restos de los fustes y decoración de la casa consistorial, que han sido convenientemente limpiados y colocados como ejemplo del esplendor del edificio renacentista del siglo XVI. 

La tercera sede de la colección museográfica tras el Centro Múdejar y el Antiquarium, recibió la visita del alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, que señaló que "una vez más se demuestra el compromiso que tiene el Ayuntamiento con la conservación y la puesta en valor del patrimonio cultural municipal". Éste es un nuevo paso más dentro del proyecto Patrimonium Hispalense, según resaltó Zoido, quien destacó la puesta en valor del "rico y variado patrimonio cultural" local. "En estas instalaciones se puede analizar y apreciar la riqueza que hay en sus piezas y vasijas", añadió. 

El día 3 de octubre, en la ya tradicional Noche en Blanco de los Museos, se va a abrir por primera vez al público este espacio para que los estudiosos y curiosos se acerquen para observar cómo el Ayuntamiento no sólo rescata sino que conserva sus restos. 

El edificio presenta además unas óptimas condiciones para que pueda ser usado también como lugar donde intervenir y restaurar piezas cerámicas y realizar asimismo labores de estudio diagnóstico. Así, Zoido señaló que le parece que es un hecho "histórico" lo que ha conseguido Cultura, ya que "no se trata sólo de poner en valor nuestra riqueza cultural sino también tener este espacio donde se analiza y se estudia todas las obras". 

El proyecto cumple con una de las demandas de las asociaciones de protección de patrimonio, que pedían un uso cultural para este espacio singular y representativo de la arquitectura industrial de finales del XIX. El alcalde señaló que "por ahora será un lugar de trabajo, ya que es necesario, aunque también podría ser un lugar de visita y de disfrute por parte de los ciudadanos para apreciar cómo se trabaja". 

Desde la Prehistoria hasta el siglo XIX, el Ayuntamiento de Sevilla posee unas 4.300 piezas entre instrumentos prehistóricos de piedra, marfil o sílex; elementos constructivos, azulejos renacentistas, cerámicas y esculturas. Desde 1945 las obras están repartidas entre sendos depósitos en el Museo Arqueológico -aunque el documento de formalización del depósito es de 1956- y el Museo de Artes y Costumbres Populares. El resto está desperdigado por los alrededores de la torre de Don Fadrique, la única torre señorial que queda en pie en Sevilla y que por un tiempo albergó el intento del Consistorio de tener su propio museo. La torre del siglo XIII, un magnífico edificio que ilustra la transición del románico al gótico, abrió sus puertas como Museo Arqueológico Municipal en 1925 y mostró la colección hasta pasada la Guerra Civil.

 
Informacion