promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

09

Sep

2014

ATACAN UNO DE LOS MONUMENTOS DEL PARQUE A POCOS DIAS DE SU RESTAUTACION PDF Imprimir E-mail

DAIRIO DE SEVILLA / 7/9/2014

7/9/2014

Ni una semana ha durado la restauración de la Glorieta de Covadonga. Si el miércoles pasado el alcalde acudía a este enclave del Parque de María Luisa a presentar la finalización de los trabajos, ayer una de las esculturas alegóricas que conforman el monumento amanecía llena de graffitis. Este ataque vandálico deja al descubierto la necesidad de reforzar la seguridad de un recinto en el que las reformas que se acometan servirán para poco si no se toman medidas. 

Quienes ayer sábado paseaban por el Parque de María Luisa aprovechando la bajada de las temperaturas no daban crédito a lo que veían. La Glorieta de Covadonga, una de las entradas de esta zona verde desde la Avenida Rodríguez de la Borbolla (junto a la Torre Sur de la Plaza de España), había sido atacada tres días después de finalizar oficialmente su restauración. El autor o los autores del ataque han usado en esta ocasión un spray amarillo fluorescente para pintar letras y números en la bancada y el pedestal de la figura alegórica que representa El Genio, una escultura labrada por Lorenzo Coullaut Valera a principios del siglo XX. 

Una sorpresa nada grata para los viandantes de la zona, que mostraron su indignación in situ y a través de las redes sociales por la falta de respeto a uno de los monumentos más emblemáticos del parque. No es para menos, pues el acto vandálico se produce después de que finalicen unos trabajos de restauración que han supuesto para las arcas municipales el desembolso de 62.500 euros. 

Tras este ataque queda claro que las medidas de seguridad en el Parque de María Luisa son insuficientes. Este déficit lo han puesto de relieve en innumerables ocasiones las asociaciones conservacionistas y de defensa de las zonas verdes de la ciudad, que han exigido que se recupere la figura de la Policía Verde que desmanteló Manuel del Valle durante su mandato y que se encargaban de la vigilancia de los parques. 

Fruto de esta demanda es la promesa que Zoido realizó en marzo, cuando se presentaron los actos conmemorativos del centenario de la apertura del parque a la ciudad, de habilitar un servicio para la vigilancia de la zona en un pequeño edificio -antiguo centro de lectura- que existe en la Glorieta Luca de Tena. Aún no hay fecha para su puesta en funcionamiento. 

Esta vigilancia es fundamental para impedir los continuos ataques que sufre el recinto. De hecho, la Glorieta de Covadonga sirve los fines de semana de punto de concentración juvenil para la organización de botellonas. Un escenario que dista mucho de ser el más propicio para la conservación de monumentos casi centenarios.
 
Informacion