promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

11

Sep

2014

LA HISTORIA APARECE EN EL GARAJE LAVERAN PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 2/8/2014

ALBERTO GARCÍA REYES

La fachada del antiguo Museo Arqueológico Municipal de la Torre de don Fadrique, que abandonó aquel espacio en los años cincuenta del siglo pasado, estaba esparcida piedra a piedra entre las naranjas podridas del estanque. Unos metros más allá, en Santa Clara, decenas de cajones de frutas apilaban azulejos mudéjares a los que nadie hacía caso. También andaban por ahí perdidas las rejas de la vieja cárcel del Pópulo a las que tal vez se agarró el preso que le cantó la saeta a la Esperanza de Triana para que Font de Anta compusiera la marcha «Soleá, dame la mano»...

 

Gran parte de la Historia de Sevilla estaba troceada y pisoteada hasta que el alcalde puso a la delegada de Cultura, María del Mar Sánchez Estrella, y a Benito Navarrete a trabajar en su recuperación. Como un rompecabezas, todo ha vuelto a su sitio. La fachada del museo está reconstruida casi milagrosamente. Incluso se ha rehecho una columna original del edificio consistorial plateresco que diseñó Diego de Riaño. Y todo está perfectamente catalogado y expuesto en otro espacio patrimonial de la ciudad, el Garaje Laverán de la calle Baños, un edificio de Gómez Millán diseñado en el año 1912 para estacionar carruajes. El inmueble fue cedido por la Gerencia de Urbanismo al Instituto de las Artes y la Cultura del Ayuntamiento y a partir de ahora será el lugar en el que estacione el patrimonio de Sevilla. Ayer lo presentó el alcalde, Juan Ignacio Zoido, junto con los arqueólogos y restauradores responsables de este logro, que fueron detallando el trabajo realizado sobre cada una de las piezas que allí se depositan. La responsable de la rehabilitación de estos bienes, Pilar Soler, que también ha recuperado el tajuel mudéjar del Palacio de los Marqueses de la Algaba, narra su trabajo con pasión. «Todo esto estaba esparcido por diferentes sitios», cuenta. Reconstruir ese legado ha sido casi una aventura. Poco a poco, se ha recompuesto la lápida del primer museo arqueológico que hubo en Sevilla, concretamente uno privado de Lora de Estepa, o un «No&Do» rematado con una corona que se cree que estaba ubicado originariamente en la Puerta de Triana...

Todo se podrá ver el próximo 3 de octubre con motivo de la «Noche en Blanco de los Museos». Será la primera vez que el Garaje Laverán abra sus puertas a todos los sevillanos. Entretanto, será depósito y se usará como taller de restauración, pero ya no de coches, sino de la mismísima Historia de Sevilla.

 
Informacion