promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

25

Sep

2014

FIN DE UNA LIBRERÍA CON 47 AÑOS DE HISTORIA PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 11/4/2014

LUIS SÁNCHEZ-MOLINÍ

En unos momentos en los que Sevilla vive un auténtico renacimiento de la pequeña y mediana librería, se produce, sin embargo, una auténtica paradoja: el cierre de Al-Andalus, la librería fundada en 1967 por Luis de Santiesteban y Bernaldo de Quirós y actualmente regentada por su hija María José. Este pequeño templo de la cultura de la ciudad fue el lugar donde, entre otros muchos acontecimientos, se produjo un año después de su creación el primer homenaje público en Sevilla al poeta Federico García Lorca. 



Para caer en la cuenta de la importancia histórica de esta librería basta con fijarse en los pocos espacios libres de pared que quedan entre sus anaqueles repletos de libros. Sobre los muros encalados constan, como huellas de antiguas gamberradas, las firmas manuscritas de algunos de los popes culturales de la Sevilla de los años del franquismo: el historiador Ramón Carande, los poetas Joaquín Romero Murube, Juan Sierra y José Luis Tejada; el cantaor Antonio Mairena, el pintor José Manuel Capuletti, el guitarrista y flamencólogo Manuel Cano, etcétera. "En la librería se programaron una gran variedad de actividades: exposiciones, recitales de poesía, música... Hasta un concierto de heavy metal... También un recital de Pemán", asegura María José de Santiesteban, quien se ha visto obligada a cerrar definitivamente la librería por problemas de salud. "Siempre fue un lugar de largas tertulias, que se formaban espontáneamente entre los clientes, muchos de ellos profesores universitarios" 

Sólo la contemplación de estas curiosidades merece una última visita a la librería Al-Andalus(calle Roldana, 3), que aún posee uno de los mejores fondos en humanidades de Sevilla, volúmenes que, por cierto, se benefician ahora de un 50% de descuento hasta la liquidación total del negocio. "Aunque ofertamos muchos libros de historia y filosofía, nuestra especialidad siempre fueron las lenguas clásicas. Estamos consideradas como una de las mejores de España en la disciplina", asegura De Santiesteban. Efectivamente, las más destacadas editoriales del mundo en Filología grecolatina eligieron Al-Andalus para distribuir sus libros en Sevilla: la colección Oxford Classical Texts, Teubner, Les Belles Lettres, Harvard, etcétera. "También hemos tenido muchos títulos en árabe y sefardí", aclara la actual propietaria. 

El fundador, Luis de Santiesteban, hijo del marqués de Pinares, era un madrileño que, tras estudiar Filosofía y Teología en Granada, donde fundó la librería Don Quijote, recaló en Sevilla, "una ciudad que por aquel entonces no tenía muchas librerías especializadas en la Universidad". La cosa no le fue mal y llegó a fundar una segunda librería especializada en Ciencias junto al campus de Reina Mercedes (ya desaparecida) y otra homónima para ayudar a un hermano pequeño en Granada, que también cerró cuando éste falleció. 

La clausura de la librería Al-Andalus, que aún no tiene fecha fija, se producirá definitivamente cuando acabe la liquidación de sus fondos. Poco a poco, en las numerosas estanterías que antes estaban rebosando de libros polvorientos, empiezan a aparecer los primeros claros.

 
Informacion