promo

Mar

02

Sep

2008

LAS ASOCIACIONES DESCONFIAN DE LA NUEVA COMISION DE PATRIMONIO PDF Imprimir E-mail
Comisión de Patrimonio

Las asociaciones desconfían de la nueva Comisión de Patrimonio

PABLO FERRAND. SEVILLA
18-8-2008 07:43:07
La delegada municipal de Cultura, Isabel Montaño, junto al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín. NIEVES SANZ
La delegada municipal de Cultura, Isabel Montaño, junto al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín. NIEVES SANZ

La noticia de la creación de la Comisión Municipal de Patrimonio por parte de la anterior delegada de Cultura, Isabel Montaño, a iniciativa del alcalde, se ha recibido con bastante escepticismo entre las asociaciones de patrimonio, a la vista de la línea negativa que sigue el Ayuntamiento y la Junta en la protección del legado histórico de Sevilla. En los últimos años han aumentado los escándalos urbanísticos, algunos todavía en marcha, que afectan al casco antiguo de la ciudad y que han contado, precisamente, con la autorización de la otra Comisión de Patrimonio, la de la Delegación Provincial de Cultura. La destrucción del patrimonio arquitectónico y natural sigue produciéndose de manera sistemática, no sólo en la Sevilla capital, sino en toda su provincia y, muchas veces con más fuerza, en los pueblos que tienen su plan de especial de protección ya aprobado.

La Asociación de Profesores para la Difusión y Protección del Patrimonio Histórico «Ben Baso» lleva diez años dedicándole mucho tiempo a Sevilla de manera altruista. Su presidente, el profesor Jorge Palma, opina que «sería lógico y positivo que las asociaciones que difundimos y defendemos el patrimonio estuviéramos en esta nueva comisión municipal, pero si ha de tener el mismo carácter que la otra de la Delegación Provincial de Cultura, no tiene sentido; sería una inutilidad que serviría sólo para justificar que se cuenta con los ciudadanos pero de manera falsa: se quedaría en una apariencia».

«A mí me gustaría -agrega Jorge Palma- que la delegada municipal de Cultura se pronunciara y definiera qué función van a tener las entidades ciudadanas, pues no queremos estar como convidados de piedra. Hoy día casi todas las asociaciones de Sevilla estamos más o menos en la misma línea; los que parecen que no están en la misma línea son los que están en la Administración. Todas las plataformas, y estamos hablando de más de 40 asociaciones, están de acuerdo en difundir y proteger el patrimonio».

Al presidente de Ben Baso le resulta contradictorio que por un lado se quiera contar con la participación de las asociaciones y por otro, no se les tenga cuenta en cuestiones tan importantes como la defensa de los Jardines del Prado, el Jardín Americano o la Encarnación. Palma explica que «con respecto a los Jardines del Prado, hemos escrito al rector de la Universidad y al Ayuntamiento y no nos responden; no quieren reunirse con nosotros. El rector dice que todo es legal pero no nos recibe».

Para el abogado Jesús Vozmediano, vicepresidente de la Asociación para la Defensa del Patrimonio Histórico de Andalucía (Adepa), «sería inconcebible que no se admita la presencia de asociaciones en la futura comisión por parte de este Ayuntamiento que presume de apertura a la sociedad y de progresismo» y recuerda que «la Unión Europea, en sus múltiples documentos sobre nueva forma de gobernanza, concluye la obligatoriedad de la presencia de la sociedad en organismos, comisiones, etc., creadas por la Administración». Vozmediano subraya que «hace 15 o 20 años hubo comisiones de cultura y medio ambiente en la que participaron las asociaciones; yo mismo estuve en ella durante años». Y también recuerda «que en la redacción del PGOU de Fustegueras hubo representación de las asociaciones en las comisiones de cultura y medio ambiente». Vozmediano, ante la falta de una información más precisa por parte del Ayuntamiento sobre la nueva comisión municipal, emplaza, en nombre de Adepa, «a todos los partidos restantes y de la oposición a que se manifiesten y apoyen contundentemente la presencia de asociaciones en la futura Comisión Municipal de Patrimonio».

Por otro lado, el vicepresidente de Adepa resalta «la nefasta, dictatorial y muy negativa actuación de la señora Montaño en su etapa de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, cuando Adepa llegó a requerirle notarialmente para obtener documentos públicos» y añade que, por todo esto «Adepa no confía en ella en absoluto y estima que es la persona menos idónea para organizar la futura comisión de patrimonio».

Durante la etapa en que Montaño presidía la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, se autorizaron proyectos tan criticados como el de la destrucción parcial del Palacio y Jardines de San Telmo, la eliminación de la zona portuaria de Hispalis, en los Jardines de Cristina, y la alteración de muchos edificios catalogados

 
Informacion