promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

11

Dic

2014

URBANISMO BARAJA DOS PROYECTOS PARA CONSEGUIR SOMBRA EN LA AVENIDA PDF Imprimir E-mail

DIAIRO DE SEVILLA / 8/12/2014

CARLOS NAVARRO ANTOLÍN

Sombra en la acera par, en el tramo comprendido entre la esquina de la antigua confitería Filella y la sede de Correos. La Gerencia de Urbanismo baraja hasta dos proyectos para dar respuesta a una demanda ciudadana intensificada desde que la Avenida de la Constitución fue peatonalizada en 2007 por el gobierno de PSOE e IU. El equipo de gobierno de Zoido quiere colocar toldos en el tramo más usado por los peatones. Tiene dos fórmulas para conseguirlo. La primera solución consiste en la instalación de lonas desde la fachada de los edificios hasta los alcorques de los naranjos, al estilo de la solución que ya se emplea a menor tamaño en algunas terrazas de veladores. La segunda consistiría en la instalación de un toldo a dos aguas con soporte -estéticamente acorde con las farolas fernandinas- colocado a la altura de los naranjos. El primer proyecto tiene un coste de 230.000 euros. Y el segundo, más caro, se eleva un 30% por encima, en torno a los 300.000 euros.

 

Urbanismo ha reconocido en varias ocasiones su intención de conseguir dotar de sombra algunas de las grandes vías peatonales de la ciudad, como la Avenida, y determinadas pasarelas de elevado tránsito como el puente de San Telmo. Los dos proyectos han sido elaborado por los propios técnicos de la Gerencia y se topan, por el momento, con la escasez de fondos de un organismo autónomo que se encuentra literalmente en números rojos. No hay dinero. 

El gobierno anterior, liderado por Alfredo Sánchez Monteseirín, encargó un estudio de impacto medioambiental del trazado del tranvía al Grupo de Ecología Citogenética y Recursos Naturales de la Universidad de Sevilla. El dictamen destacaba la convivencia "inteligente" entre peatones y bicicletas, como ocurre con las principales ciudades de Europa: "Los resultados relativos a la peatonalización de la Avenida de la Constitución y la calle San Fernando son pasos muy positivos en el camino de la sostenibilidad urbana". Ponderaba la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero nocivos para los ciudadanos y la reducción de la contaminación acústica", pero alertaba de la necesidad de que, en caso de llevar a cabo una ampliación del trazado del Metrocentro, se aprovechara la obra para "crear un entorno urbano más agradable, con criterios de sostenibilidad y donde la vegetación juegue un papel clave, con la creación de zonas de sombra para el peatón, que precisamente escasean en el recorrido actual donde ya opera el tranvía , entre la Plaza Nueva y el Prado". 

Los expertos consideraban que el diseño adecuado de la vegetación es una de las técnicas preventivas más eficaces contra los rigores del clima mediterráneo, pues aporta tanto sombra como humedad. Consideran que, llegado el caso, los sistemas de creación de sombra artificial son una buena solución para corregir determinadas situaciones de recalentamiento del clima en las zonas donde no existe vegetación. Precisamemte, los proyectos de sombra que baraja la Gerencia coinciden con las soluciones planteadas por este departamento de la Hispalense. 

En el proyecto de ampliación del tranvía -desterrado por el momento pro el gobierno del PP- la única alternativa de creación de zonas umbrías es la del arbolado, pues la de los toldos es inviable al tratarse de un trazado de una gran anchura y discurrir el Metrocentro por el centro. En cualquier caso, este dictamen revela que el Ayuntamiento tenía constancia por voces autorizadas de la necesidad de hacer más habitable un trazado proyectado precisamente para el peatón, pero por el que, paradójicamente, el peatón sufre el rigor del calor vario meses al año. 

Este informe apuesta por la ampliación de las superficies con sombra, reducir las zonas de los peatones que caminan bajo el sol y seleccionar los materiales y métodos constructivos más sostenibles. Entre las medidas que los expertos aconsejan directamente figura la instalación de pérgolas con sus adecuados sistemas de riego. El informe parte de la censura a trazados "tan duros como se han llevado a cabo en el trayecto entre la Plaza Nueva y el Prado", caraterizado por presentar un firme "en el que la pavimentación está presente casi al cien por cien". 

Ya se advertía entonces que "la anarquía circulatoria puede dar paso a confusiones y conflictos no exentos de peligro para personas de edad o discapacitadas, como puede ocurrir entre los lentos peatones y algunos raudos ciclistas, si bien no ha habido conflictos conocidos hasta el momento, y el resultado de la cohabitación, incluso en época navideña, con ciertas restricciones, ha sido excelente".

 
Informacion