promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

13

Ene

2015

UN MUSEO CON FACHADA DE CRISTAL EN LA CALLE BETIS PARA LA ESPERANZA DE TRIANA PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 17/12/2014

JAVIER MACÍAS

El futuro museo de la Esperanza de Triana tendrá una fachada de cristal para que pueda verse desde la calle Betis. Se trata del gran proyecto de la corporación, tras la enorme inversión realizada para la ampliación de la capilla de los Marineros. Quedaba pendiente –una vez inaugurada e instalado el retablo del Cristo de las Tres Caídas– la ejecución de un museo en el que se exponga el rico patrimonio de la hermandad. Este martes, la Obra Social La Caixa y Fundación Cajasol firmaron un convenio de colaboración con la hermandad Esperanza de Triana en el que ambas entidades van a aportar 60.000 euros para las obras de modificación de la actual sala de exposición y para dotarla de un carácter más museístico. Para ello van a promover una redistribución de sus dependencias en la casa hermandad, de forma que la sala de exposición pasaría a la planta baja del número 28 de la calle Betis.

 

El hermano mayor, Alfonso de Julios, indicó este martes que «no se trata de una mera exposición de enseres, sino de un proyecto museístico muy completo que reforzará la oferta turística de la ciudad dentro de una zona que se ha diversificado mucho en los últimos años».

Firma del convenio entre Rafael Herrador (Obra Social La Caixa), Alfonso de Julios (hermano mayor) y Pilar Lacasta (Fundación Cajasol)
Firma del convenio entre Rafael Herrador (Obra Social La Caixa), Alfonso de Julios (hermano mayor) y Pilar Lacasta (Fundación Cajasol)
Para ello, la corporación ha constituido una comisión y se establecerá un calendario, del que aún no se saben las fechas ni de comienzo ni de conclusión de las obras, si bien, De Julios apuntó que podría ser «de medio a largo plazo ya que es un proyecto que afecta a las dependencias de la hermandad, y con un templo abierto como es la capilla de los Marineros».

La ampliación de la capilla de los Marineros conllevó la compra de varias casas que estaban anexas y que permitió, además de ganar un mayor espacio para el culto en el interior, multiplicar las dependencias de la casa hermandad. Así, la corporación dispone ahora de un espacio expositivo pero que, según Alfonso de Julios, «no dispone de las condiciones necesarias para poner en valor el patrimonio de la hermandad, por lo que se trata de adecuar esta zona». Aunque no quiso avanzar nada sobre el proyecto, ABC de Sevilla ha podido conocer que el futuro museo de la Esperanza de Triana se podrá ver desde la calle Betis, donde se situará la entrada al mismo.

 
Informacion