promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

28

Ene

2015

LA JUNTA REDUCE A 400.000 E LA PARTIDA DEL PATRIMONIO HISTÓRICO PDF Imprimir E-mail

EL MUNDO / 26/1/2015

CHEMA RODRIGUEZ

La conservación y restauración del vasto patrimonio histórico de Sevilla ha desaparecido prácticamente de los presupuestos de la Junta de Andalucía. En los últimos años, el gobierno del PSOE ha llevado a cabo una política de recorte del gasto que ha sidoespecialmente acentuada en Cultura y que, en lo que se refiere a patrimonio histórico, ha alcanzado las mayores cotas.

 

Según los datos de la propia Administración andaluza, la Consejería de Educación, Cultura y Deporte no ha invertido en los últimos años ni siquiera 400.000 euros por ejercicio en el cuidado de museos, yacimientos arqueológicos, iglesias o castillos, por citar algunos ejemplos de la rica miscelánea que forman el patrimonio histórico sevillano.

En concreto, entre 2012 y finales de 2014, la Junta de Andalucía destinó a esta materia una media de 397.645,86 euros al año, lo que supone reducir a la mínima expresión el gasto en patrimonio, más allá de los gastos corrientes.

Las cifras de la Secretaría General de Cultura, a las que ha tenido acceso EL MUNDO de Andalucía, son muy elocuentes y dejan claro que la Junta ha dejado al ralentí las inversiones en bienes culturales, aunque el recorte fue especialmente acusado en 2012.

Ese año, en concreto, el departamento que dirige Luciano Alonso apenas invirtió 283.453,81 euros, una cifra testimonial. Y la mitad del dinero se gastó en sólo tres actuaciones:unas obras en los baños del patio de la Sima del castillo de Alcalá de Guadaíra (58.882 euros); trabajos en la torre de la iglesia de Santa Cruz de Écija para la instalación de campanas y una veleta (58.085,50 euros) y obras en la puerta de Sevilla de la localidad de Carmona (57.028,48 euros).

El resto del dinero se repartió entre la certificación final de la restauración de la torre de San Juan, también en Écija; trabajos de drenaje en la Casa de la Cañada Honda de Itálica o la recuperación de la sala capitular delMonasterio de Santa María de las Cuevas.

En total, de acuerdo con los datos de la propia Junta, se promovieron once actuaciones, la mayoría de ellas simbólicas y por importes que no superaban muchas veces los 5.000 euros. Claro que la falta de obras quiso suplirla la Consejería de Cultura con una multitud de estudios, redacción de planes, diagnósticos y redacción de proyectos, metros trámites administrativos en los que la Junta gastó en 2012 casi 150.000 euros.

La continuación de la restauración dela iglesia de Santa María la Blanca -un proyecto que venía de atrás- fue la única inversión importante en patrimonio al año siguiente, el 2013. De hecho, se llevó más de la mitad de los 466.076,78 euros a los que ascendieron las inversiones en este apartado.

Que el templo, cuyo origen se remonta a una sinagoga hebrea del siglo XIII, reconstruido en 1662 y declarado Bien de Interés Cultural (BIC), recuperase en parte su esplendor supuso un desembolso de 246.905,58 euros en 2013, el mismo año en el que reabrió sus puertas tras culminar la segunda fase de recuperación.

Tal cantidad, teniendo en cuenta el estado de penuria de las arcas autonómicas, provocó que no hubiese dinero para muchas más actuaciones y, de hecho, sólo se pudo acometer una intervención en el zócalo de azulejos del claustro del convento de Santa Inés, donde también se reparó la cúpula de la sala Profundis.

 
Informacion