promo

Mar

02

Sep

2008

SUSPENDEN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DEL PUENTE DE CALATRAVA EN VENECIA PDF Imprimir E-mail
Arquitectura Moderna

Los partidos derechistas en la oposición habían amenazado con iniciativas durante la ceremonia de inauguración para protestar por el elevado coste del puente respecto al presupuesto inicial. También anunciaron protestas las asociaciones de minusválidos físicos, que denuncian que el puente se va a inaugurar sin que se haya completado el mecanismo de acceso para las sillas de ruedas. De hecho, la falta de un acceso para los minusválidos ha sido uno de los grandes problemas de la obra, por lo que se tuvo que improvisar una especie de ascensor para permitir cruzar el puente en silla de ruedas.

La concejala de obras públicas de Venecia explica que la decisión de anular la ceremonia de inauguración se ha tomado "para evitar más polémicas y posibles actos de protestas ante el presidente de la República". "Nadie está satisfecho de cómo ha concluido todo el asunto", dice Rumiz, quien consideró no obstante que el puente "es bellísimo" y que "Venecia necesitaba una gran obra de arquitectura contemporánea".

"Nos hubiera gustado compartir con la ciudad este momento de fiesta, pero lo importante no es la inauguración sino que finalmente se cuente con un nuevo puente", añade la concejala.

El puente, el primero que se construye después de 125 años en la ciudad, y que será el cuarto que cruzará el Gran Canal, sigue dividiendo a los propios venecianos y al mundo del arte y la cultura. "Me gusta. Además es útil y la utilidad es belleza. No es la clásica obra que va más allá de lo necesario o del exhibicionismo", afirma el presidente de la Bienal de Arte de Venecia, Paolo Baratta, en una entrevista publicada ayer por el diario Corriere della Sera.

Para Vittorio Sgarbi, famoso crítico de arte italiano, el puente "no es necesario y por tanto es inútil, peligroso y dañino" para Venecia. Además, a su juicio, "resulta feo" en la silueta de la histórica ciudad.

Actualmente, además, la Autoridad de Vigilancia sobre las Obras Públicas, el Tribunal de Cuentas y una comisión municipal extraordinaria estudian el aumento del coste de la construcción que pasó de los 4,7 millones de euros previstos en el presupuesto inicial a los cerca de 20 millones que finalmente ha costado el puente.
 
Informacion