promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

09

Feb

2015

¡PROTECCIÓN!¡PROTECCIÓN! PDF Imprimir E-mail

DIAIRO DE SEVILLA / 29/1/2015

CARLOS COLON

NO me ha dejado tranquilo la Gerencia de Urbanismo, la verdad. Le agradezco lo de la calle Imagen, el Colegio de Arquitectos y las setas. Conforman, de San Pedro a la Encarnación, la milla de oro del progreso, la racionalidad, el cuidado del patrimonio y la modernidad desde 1955 hasta 2011. Yo no puedo disfrutar la Sevilla destruida desde los años 60 hasta hoy, pero mis nietos podrán gozar de estas obras admirables que tanto ayudan a definir la ciudad. ¡Bien por la Gerencia de Urbanismo! Y que los reaccionarios nostálgicos se fastidien (que se jodan, diría el arquitecto Koolhaas, autor de la inmortal frase que tan exactamente define la calle Imagen y lassetas: "fuck context" o "que se joda el contexto"). 



Pero no ha calmado mi ansiedad la benemérita Gerencia. Hay mucho patrimonio moderno hincado en el casco antiguo que no está protegido. ¿Y si algún día un Ayuntamiento reaccionario tirara el tan bien integrado y arquitectónicamente apasionante centro deportivo, y su igualmente inapreciable vecino centro de salud, que tanta personalidad y prestancia moderna prestan a la calle San Luis? ¿Y si a la caverna le diera por demoler esa joya que es el edificio de la esquina de la Encarnación con Puente y Pellón? ¿Y qué me dicen del magnífico edificio brutalista de la Magdalena esquina a Murillo, de la joya -antes banco y ahora hamburguesería- que en la Campana sustituyó al derribado Café de París de Aníbal González o del airoso y elegante edificio del Ocaso que allí mismo, para bien de la Sevilla moderna, se construyó sobre el solar de la Farmacia Central? Estas joyas no están protegidas. Al igual que otras muchas como los grandes almacenes alzados sobre los solares del teatro San Fernando, el Hotel Madrid o los palacios de Sánchez Dalp, Palomares o Cavalieri; el elegante bloque de pisos y el primoroso patio del Cabildo construidos en la Avenida sobre el solar de esa prescindible tontería del siglo XVII que era el Colegio de San Miguel; la creativa y tan bien construida manzana de pisos que da a Francos, Blanca de los Ríos y Álvarez Quintero, con sus acogedores y bien trazados espacios interiores; el conjunto formado por el armonioso bloque de pisos del antiguo hotel Luz Sevilla, el grato Pasaje de Villasís y el delicado edificio del ex Monte de Piedad… No quiero preocuparles pero estos tesoros de la Sevilla moderna no están protegidos como la calle Imagen y las setas.

 

 
Informacion