promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

25

Feb

2015

EL TRAZADO DEL TRANVÍA DE ALCALÁ NO OBEDECE AL INTERÉS GENERAL PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 20/2/2015

A.S.A.

La expulsión de Izquierda Unida de la Junta de Andalucía ha dejado pendiente, entre otros asuntos, la Ley sobre Movilidad Sostenible que tramitaba la Consejería de Fomento y Vivienda pensada para acabar con las infraestructuras cuyo trazado "no obedece a los intereses generales", entre las que el ex viceconsejero de Fomento, José Antonio García Cebrián, cita al tranvía de Alcalá. 



En una entrevista con este periódico, García Cebrián, la persona que de verdad llevaba el mando en esta consejería clave, asegura que el objetivo de esta ley era "dar un impulso extraordinario a un nuevo concepto de infraestructuras, donde la colaboración público-privada no tenía cabida por el absoluto despilfarro y la estafa que supone, y tampoco tenían cabida ya infraestructuras que en absoluto obedecen a los intereses generales, sino a intereses inmobiliarios, como por ejemplo el tranvía de Alcalá". Con ese modelo público-privado se han construido la línea 1 del Metro y el Metro de Málaga. 

De haber continuado IU en la Junta, la ley hubiera visto la luz esta primavera, ya que el anteproyecto ya tenía el informe definitivo del gabinete jurídico y se había trasladado al Consejo Económico y Social. 

Cebrián es especialmente crítico con el trazado del tranvía alcalareño. "Es un diseño de trazado de manual al servicio del interés de unos pocos y no del interés de la ciudadanía y de la movilidad sostenible, porque cuando llega al núcleo urbano se desvía por una zona en expansión, unos terrenos recalificados por el Ayuntamiento para generar mayores plusvalías inmobiliarias, en vez de satisfacer las necesidades actuales y a corto plazo que tiene la población de Alcalá. Son las infraestructuras al servicio de la especulación inmobiliaria y no al servicio de las demandas de la ciudadanía", recalca. 

Ahora que la obra está casi terminada, Cebrián es partidario de "esperar a que esos desarrollos inmobiliarios se den y viva gente en las zonas de expansión por donde pasa" para acabar el transporte. "Ese tranvía se ha construido para unas expectativas urbanísticas. Cuando esas expectativas se desarrollen, si ocurre a lo largo del siglo XXI, pues que se haga el tranvía. Que todos los andaluces paguemos unas infraestructuras multimillonarias no parece razonable", opina.

El ex viceconsejero añade que cuando IU gobernaba no se acabó la obra porque "no encontrábamos a nadie que asumiera la explotación del tranvía al pasar al tener tan pocos viajeros". García Cebrián recalca que la ley de movilidad establecía mecanismos como los estudios de impacto previo para evitar "este tipo de obras que no obedecen a las necesidades de movilidad". 

El Plan andaluz de la Bici es otro de los asuntos de movilidad que están en el aire tras el cese de IU en la Junta. Cebrián asegura que ha quedado suscrito el convenio con todos los ayuntamientos de capitales de provincia, excepto Jaén, que se autoexcluyó, y que ahí está el plan para desarrollarlo y ejecutarlo. 

En Sevilla él mismo lo firmó y lo envió al Ayuntamiento con las modificaciones que pidió el Consistorio. Respecto a las políticas de la bici en la capital, el ex vicesconsejero acusa al gobierno de Zoido de "boicotar las políticas de la bici al dejar de ir a los encuentros europeos de la bici y dejar de ampliar la red ciclista cuando podíamos estar en la línea de ciudades como Copenhague y Amsterdam". 

En su opinión, "en Sevilla se está desincentivando el uso de la bicicleta,donde la ciudad se ha estancado, y eso es retroceder". Explica que eso ha impedido que el uso de la bici haya crecido del 9% del reparto modal al 14% ó 15%. 

En vivienda, la salida de IU ha frustrado el Plan andaluz de Vivienda y Rehabilitación que "por primera vez no hablaba de suelo, sino de aprovechar la ciudad existente sin necesidad de hacer nuevos desarrollos urbanos. Hay vacíos en la ciudad y viviendas vacías para satisfacer las necesidades actuales". Tenía el consenso de sindicatos y empresarios. "Era un plan novedoso porque las cooperativas y las empresas de economía social iban a tener su protagonismo", señala.

Otra medida de IU fue cobrar las fianzas de los arrendamientos urbanos para ponerlas al servicio de la política de vivienda, algo previsto en la ley desde 1995. Lo hacía la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía. El Plan de Puertos también planteaba por primera vez una planificación en el ámbito autonómico de las infraestructuras portuarias. 

Cebrián destaca que "en estos casi tres años de IU se ha avanzado en políticas de izquierda más que en los 30 años del PSOE" y sitúa el adelanto electoral como "una huida de las políticas de izquierda del PSOE" por indicación de "Felipe González, que ha hecho de manijero de la troika para decirle a Susana que hay que parar las políticas de izquierda y converger en el neoliberalismo europeo".

 
Informacion