promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

25

Feb

2015

LA SALA CANTARERA DEL ALCÁZAR SERÁ UN ESPACIO EXPOSITIVO PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 23/2/2015

S.L.

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, anunció ayer que la sala Cantarera del Real Alcázar, que se encuentra ubicada dentro del Palacio Gótico —y que fue redecorada en tiempos de Felipe II y que cuenta con una magnífica azulejería obra que realizara Cristóbal de Augusta en el año 1577—, ha sido habilitada como espacio para exposiciones. En este sentido, Zoido manifestó que, «hasta la fecha, la sala Cantarera se venía utilizando como almacén de apoyo, y gracias al remozamiento que se le ha hecho a dicha sala, se recupera una parte no visitable del Palacio Gótico y, por tanto, ponemos en valor, un espacio no visible hasta ahora por las visitas turísticas que se acercan al Alcázar».


Por otro lado, Zoido indicó que «durante los meses de mayo y junio esta sala acogerá una exposición sobre códices, atlas y breviarios de la colección Moleiro». Asimismo, recordó que ya el Alcázar, en concreto la sala Alta del Apeadero, acogió una exposición sobre el Breviario de Isabel la Católica perteneciente también a la colección Moleiro, «con magnífica asistencia».
Por último, el alcalde destacó que junto con la sala Alta del Apeadero, que se adecuó como sala permanente de exposiciones el pasado mes de octubre, y ahora con la adecuación de la sala Cantarera, el Alcázar «se convierte en un centro de exposiciones permanente de primer nivel».
Tesoros ocultos
Del 7 de mayo hasta el 14 de junio la sala Cantarera abrirá sus puertas al «arte y el saber más refinado» de la Europa medieval y el mundo árabe que lindaba con sus fronteras, de manera que habitarán en este espacio más de una veintena de copias de los códices más valiosos que se pintaron entre los siglos X y XVI.
Con esta muestra el mundo oriental se desplegará a través del Libro de la Felicidad, una compilación de distintos tratados de índole científica y astrológica en torno al concepto de felicidad. Esta «genialidad», encargada por el sultán Murad III, contemporáneo de Felipe II, es el códice iluminado más fastuoso conocido del mundo islámico.
El legado de la medicina árabe se muestra en todo su esplendor en el Tacuinum Sanitatis, cuyas tablas de salud, muy difundidas durante la Edad Media, fueron escritas por el médico cristiano nacido en Bagdad Ibn Butlân. Así, en Sevilla se podrán contemplar los tres atlas más importantes que se conservan de una época en la que el mundo conocido estaba en continua expansión, como son el Atlas Miller, el Atlas Vallard y el Atlas Universal de Fernão Vaz Dourado. De esta manera, volverá al Real Alcázar el Breviario de Isabel la Católica, obra que a finales del siglo XV acompañó a la reina Isabel en algunos de los momentos más felices de su vida, vividos en las estancias de este palacio. El Libro del caballero Zifar, la primera novela escrita en castellano y la Biblia de San Luis, entre otros, serán algunos de los códices que se podrán ver en la muestra.

 
Informacion