promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

04

Mar

2015

EL CERCANÍAS DE SEVILLA VUELVE A GANAR VIAJEROS AL CRECER CASI UN 1% PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 26/2/2015

A.S. AMENEIRO

Los trenes de Cercanías de Sevilla están empezando a recuperarse en cifra de viajeros aunque aún están lejos de su mejor dato obtenido en 2012, gracias a la incorporación de las líneas del Aljarafe Norte y de la Cartuja y a que los efectos de la crisis económica aún no eran tan visibles en el empleo. Según los datos oficiales facilitados por Renfe, el año pasado el Cercanías sevillano cerró con 7,70 millones de pasajeros que suponen un leve crecimiento del 0,9% respecto a 2013. 



En los años anteriores, la mejor cifra se registró en 2012, con 9 millones de pasajeros, gracias a la incorporación de un 13,7% de nuevos viajeros, según datos de Renfe Cercanías. A partir de ahí el número de usuarios sufrió unaespectacular caída hasta los 7,64 millones por una única causa: la crisis económica y el paro dejaron casi vacíos los trenes que años atrás venían repletos de trabajadores en hora punta, según confirma CCOO Sevilla. 

No hay detalles oficiales disponibles del reparto de pasajeros por líneas, salvo que el 80% del total de usuarios registrados en los Cercanías proceden de la línea más utilizada: la C-1 Lora-Sevilla-Utrera/Lebrija que da servicio igualmente a Bellavista y Dos Hermanas, el municipio más poblado de la provincia. 

Para 2015 se espera que las estadísticas sigan mejorando con la reforma de estaciones y la entrada en funcionamiento de nuevos apeaderos como el de La Salud. La obra nueva más destacada es la ejecución de este apeadero de La Salud, el segundo de Bellavista, que debe entrar en servicio este año, antes de las elecciones municipales del 24 de mayo, según la promesa de la ministra Ana Pastor, y ofrecerá una alternativa de transporte público a 20.000 vecinos, entre ellos los de la zona residencial Jardines de Hércules. La constructora Dragados es la encargada de los trabajos. 

Entre las reformas de Renfe figura la del apeadero de San Bernardo, en la capital, donde se están arreglando por completo los aseos para ofrecer una mejor atención a los usuarios. Y enBellavista la mejora consiste en la instalación de ascensores para garantizar el acceso de personas con problemas de movilidad. En años anteriores se acometió el recrecido de los andenes en las estaciones de Dos Hermanas, Utrera, Brenes, Lora del Río y Guadajoz. La instalación de tornos de acceso a los andenes, similares a los del Metro, ha sido otro de los cambios efectuados para modernizar el servicio. 

Quedan aún muchas cuestiones que mejorar en los Cercanías de Sevilla. La más urgente esprolongar la línea C2 del Cercanías de Cartuja hasta la parada de Metro de Blas Infantee incluir en esta ampliación una parada en Torretriana para atender la demanda de usuarios que se prevé genere la Torre Pelli, con sus oficinas y el centro comercial anexo. 

Este proyecto lo está estudiando el Ministerio de Fomento. El secretario general de CCOO de Sevilla, Alfonso Vidán, recordó a finales del año pasado que con los 53,72 millones de eurosque cuesta esta ampliación son del todo insuficientes los 175.000 euros que el Gobierno central ha reservado para este proyecto en sus presupuestos de 2015. Este dinero da únicamente para desarrollar los estudios previos, pero no para acometer obra alguna. 

El tren es una buena alternativa para solucionar el grave problema de movilidad de la isla de la Cartuja que se verá agravado con la Torre Pelli. Una reciente encuesta realizada por CCOO Sevilla entre los 20.000 trabajadores que acuden a diario a la Cartuja reveló que más de la mitad (57%) de los que van en coche a la isla "no están satisfechos con tener que optar por este medio de transporte y les gustaría desplazarse en algún otro", explicó Carlos Aristu, secretario de acción sindical y responsable de movilidad del sindicato a nivel provincial. El informe se presentó a finales del año pasado para que las administraciones tomaran cartas en el asunto ante el "problema de movilidad serio y crónico" que sufre esta zona de Sevilla. 

Los encuestados citaban la lentitud del transporte público (25,9%), la falta de conexión con otros medios y horarios (23,8%), y la inadecuada situación de las paradas (14,3%) como razones para no usar el transporte público para llegar a la isla. 

El autobús y el Cercanías C2 son los únicos medios para llegar a la Cartuja hoy por hoy, pero el tren deja mucho que desear por su escasa frecuencia de paso y por el aislamiento del apeadero en un punto sin conexión con otros transportes. Eso explica la baja cantidad de viajeros que lo usan a diario: 140 pasajeros al día como máximo, de los que 70 son en el viaje de ida a primera hora de la mañana y otros 70 a la vuelta sobre la hora del almuerzo, según los propios conductores consultados. En el resto de las horas del día el tren o bien va vacío o apenas lo utilizan tres pasajeros. Una de las usuarias consultadas asegura que lo coge apesar de que tiene que llegar tarde a su clase en la Cartuja porque no hay otras horas disponibles y no tiene otros medios de transporte. El trayecto dura unos 16 minutos desde la estación de Santa Justa y parando en San Jerónimo. 

Este periódico pudo comprobar que desde la salida del apeadero de la Cartuja hasta la plaza principal de entrada a la isla hay un trayecto de 5 minutos andando a paso rápido. No hay un paso de cebra de acceso cómodo a la salida de la estación, sino que está desplazado varios metros a la izquierda. 

La escasez de viajeros en la línea de la Cartuja se repite igualmente en San Jerónimo pese a la necesidad de este barrio periférico de contar con un transporte colectivo alternativo al autobús. El hecho es que los vecinos de San Jerónimo sólo pueden coger el tren para ir a Santa Justa, a la Cartuja o al Aljarafe Norte, y en ninguno de estos puntos hay parada de Metro o de tranvía. 

Está proyectado que el Metro llegue a la Cartuja cuando se construya la línea circular 4, una obra que se antoja lejana por la negativa de la Junta de Andalucía a invertir en el desarrollo de las tres líneas que quedan para acabar la red aprobada. El Gobierno andaluz ha preferido durante los últimos años iniciar el Metro en otras capitales como Málaga y Granada antes que acabar las líneas que faltan en Sevilla. 

En lo que respecta al autobús, las líneas de Tussam que cubren la Cartuja son los circulares, pero tampoco su uso es muy elevado. El coche domina en los viajes a la isla porque no hay lanzaderas que de forma radial acerquen a los viajeros desde las paradas de autobús. 

Otra de las cuestiones que quedan por resolver en el Cercanías de Sevilla es la incorporación a losdescuentos por transbordo que permite el billete único del Consorcio de Transportes en el caso del Metro y los autobuses. El usuario del tren no puede utilizar la tarjeta del Consorcio para beneficiarse de esos descuentos, únicamente puede usarla como tarjeta monedero para pagar un billete sin descuento alguno. Esto es debido a la falta de acuerdo entre el Ministerio de Fomento y la Junta.

La ejecución del segundo apeadero de Bellavista 
 
El apeadero del entorno de La Salud, el que será el segundo apeadero de Bellavista que dé servicio a la urbanización Jardines de Hércules, va tomando forma con la obra que ejecuta la constructora Dragados con una inversión en obra civil de 1,8 millones de euros, IVA incluido. Esta cantidad no incluye las instalaciones posteriores. La obra en marcha puede divisarse desde la línea C1 del Cercanías, aunque de momento son visibles las máquinas y cómo crece el terraplén que acogerá el apeadero. La ministra de Fomento, Ana Pastor, prometió el año pasado que la obra estaría lista para antes de las elecciones municipales del próximo 24 de mayo. El nuevo apeadero se sitúa al norte de la actual estación de La Salud, a escasos metros de Jardines de Hércules, barrio construido sobre el suelo que durante años ocupó la histórica fábrica de Uralita de Bellavista. Contará con dos andenes adaptados a los viajeros con movilidad reducida, escaleras y un ascensor con acceso a una pasarela elevada. La pasarela es cubierta y acogerá el vestíbulo para las máquinas autoventa de billetes, tornos para el control de acceso y área de espera para los viajeros, que entrarán por la confluencia de las calles Dionisio y Zeus. El nuevo apeadero se integra en la línea C-1 y en el triángulo ferroviario Sevilla-Cádiz, el ramal de La Negrilla y el cierre en vía única del anillo ferroviario sur de Sevilla. 
 
Informacion