promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

11

Mar

2015

EL AYUNTAMIENTO CEDE POR 25 AÑOS LOS BAÑOS DE LA REINA MORA A LA VERA CRUZ PDF Imprimir E-mail

DIARIO 9/3/2015

MARÍA JOSÉ GUZMÁN

El consejo de administración del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) tiene previsto aprobar esta semana un convenio de colaboración por el cual el Ayuntamiento de Sevilla cede los Baños de la Reina Mora a la Hermandad de la Vera Cruz, en un régimen de concesión demanial que permite un uso privativodurante 25 años. Paradójicamente, estos restos almohades, que fueron declarados Bien de Interés Cultural (BIC) en 1996 y restaurados en varias fases en la última década, son de propiedad municipal desde junio de 2014, fecha en la que culminó un largo litigio paraexpropiar este inmueble a los entonces propietarios, unacomunidad de vecinos anexa y la propia hermandad. Nueve meses después lo expropiado vuelve a cederse a uno de los antiguos propietarios, sin canon anual y bajo el compromiso de que se encargará de mantener las instalaciones y abrirlas al público determinados días. 


El acuerdo supone la renuncia del ICAS a gestionar directamente este espacio, uno de los once que se incluían en el proyecto municipal de Museo de la Ciudad, disperso por diferentes sedes. Tras la expropiación, que tuvo un coste para las arcas municipales de más de 380.000 euros, el Ayuntamiento de Sevilla anunció su intención de crear un espacio cultural y un centro de interpretación de esos restos para darlos a conocer y abrirlos al público. Pero desde entonces los baños, que están adscritos para su gestión por parte del ICAS desde el pasado mes de septiembre, sólo se han abierto puntualmente, por ejemplo durante la Noche en Blanco, sin que haya una programación cultural. 

Según el convenio, al que ha tenido acceso este periódico, la concesión de este bien de dominio público se hace de forma directa, sin concurso, pues la legislación permite que se haga así porque se trata de una hermandad que se incluiría en el apartado de entidad sin ánimo de lucro, vinculada a una comunidad religiosa legalmente reconocida. 

El ICAS argumenta para esta concesión la labor que la Vera Cruz realiza en la promoción de la cultura con el mantenimiento de sus juegos florales, conciertos, exposiciones y el arraigo que tiene en el barrio. De hecho, la hermandad ya presentó el pasado mes de octubre un proyecto de uso del espacio que contemplaba actividades culturales, de caridad y acción social y otras destinadas a jóvenes, escolares, a la tercera edad, en colaboración con el distrito. 

Además, el convenio establece unas condiciones de uso, obligaciones que contrae la hermandad a cambio de un uso por el que no deberá pagar ningún canon anual, sí los impuestos o tasas correspondientes. Por ejemplo, el Ayuntamiento tendrá derecho a organizar actividades en los baños árabes, excepto durante los meses de enero a mayo y diciembre, que se reserva la cofradía. Pero la conservación, vigilancia y mantenimiento de la finca, así como los gastos de limpieza y suministros que se deriven, correrán a cargo del beneficiario. No obstante, la hermandad podrá programar eventos y actividades culturales y cofrades de pago en el inmueble para recaudar fondos que ayuden a su mantenimiento. Pues, además, deberá abrir estos restos al público al menos dos días en semana. 

La hermandad deberá suscribir una póliza de seguro al asumir las responsabilidades derivadas del uso del inmueble y el Ayuntamiento sólo será responsable por los actos que allí se desarrollen y los daños que puedan causar en este patrimonio. Asimismo, la Vera Cruz deberá recuperar una puerta histórica, del siglo XVII, que hay en la capilla del Dulce Nombre de Jesús para facilitar la evacuación del inmueble. 

La concesión demanial se pacta por un plazo de 25 años, pero se prevén dos prórrogas consecutivas de otros 25 años, por lo que la hermandad podría tener el uso privativo de este bien patrimonial durante 75 años. Si optara a ello, a cambio, debería realizar el 50% de las obras de rehabilitación previstas y proyectadas tras la primera prórroga, y el resto en la segunda. Lo que sí deberá sufragar con sus fondos, en un plazo de 14 meses como máximo, es el cerramiento de los restos arqueológicos, que actualmente están cercados con una valla de obra. 

Por último, el ICAS establece en el convenio la constitución de una comisión de seguimiento y control integrada por ambas partes que se reunirá una vez al año para, entre otros aspectos, pactar la propuesta de actividades para este inmueble. Y apunta que la concesión se revertirá si el concesionario incumple las condiciones del acuerdo. 

El Ayuntamiento inició el proceso para expropiar los baños a finales de 2009, dada la necesidad de rehabilitar el espacio y la negativa de los propietarios a hacerse cargo de la misma. Y cuatro años después se alcanzó un acuerdo de justiprecio. El pago para la intercomunidad de propietarios del edificio Jesús -con el 91% de la superficie objeto de la expropiación- fue de 186.822 euros, mientras que el pactado con la hermandad de la Vera Cruz fue de 193.652 euros. En la rehabilitación del inmueble el Ayuntamiento ha invertido más de un millón de euros.

El 'hamman' más grande de Al-Andalus
 
Los especialistas consideran que este hamman almohade fue el mayor de Al-Andalus. El edificio probablemente estuvo anexo a una mezquita sobre la que hoy se levanta la capilla del Dulce Nombre. A lo largo de la historia han tenido los usos más variopintos, desde casa para prostitutas arrepentidas hasta cuartel militar de Ingenieros. Fueron construidos en el siglo XII y a la muerte de San Fernando pasaron a ser propiedad de su viuda. En el siglo XVII se estableció un convento de agustinas, que estuvo allí hasta la desamortización. En 1869 fueron comprados por María del Amor Pérez de León para establecer allí la Hermandad del Amor. En el siglo XX acogió a una comunidad dominica y luego al Cuartel de Ingenieros. Y en los años 70, en plena especulación inmobiliaria, las piquetas derribaron el edificio conventual y dañaron los restos árabes.
 
Informacion