promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

11

Mar

2015

¡PÁRALO AHI! PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 5/3/2015

ANTONIO BURGOS

Cuando los pasos, más que lucirse, andaban (¡qué bonito es un paso largo en un palio!) y no se dedicaban a las florituras de echar el izquierdo por delante para ejecutar muy bien ensayados pasos de ballet con zapatillas de deporte para que la gente se fije más en los costaleros que en las imágenes, era muy común oír desde la bulla una voz que le pedía al capataz:

 

-- ¡Páralo ahí, que le voy a cantar una saeta!

Bueno, pues parece que la Comisión del Patrimonio es El Sacri de Zoido. Obra que hace Zoido, obra a la que la Comisión del Patrimonio le dice:

-- ¡Párala ahí, que le voy a cantar una saeta administrativa y te voy a mandar a los arqueólogos con la brochita de tres en fondo, que te vas a enterar tú lo que vale un peine del poder que tiene el PSOE para dar por saco a todo lo que hace el PP en Sevilla! ¡Qué se habrá creído este PP! ¿Pues no que se cree que en Sevilla manda él y no la Junta?

Porque cuando no es la Comisión del Patrimonio la que le manda al capataz Zoido que se las pare, que le va a cantar una saeta arqueológica a las obras de la calle Almirante Lobo nada más que para dar por saco y no esté terminada para la Semana Santa... Cuando no es eso, es la propia Junta, a pelo y del tirón, la que le para a Zoido ...¡más que Iker Casillas! Toda iniciativa. En punto a la calle Almirante Lobo, tengo mucho gusto en decirle a estos señores de la Comisión del Patrimonio:

-- ¿Ahora les vais a parar las obras de Almirante Lobo a Zoido, ahora, carnes mías? ¿Ahora y no cuando estaba con la motosierra en la mano, dale que te pego, cortando aquella maravilla de árboles, que ahora estarían esperando al primer nazareno blanco del Porvenir para reverdecer? ¿Ahora le vais a parar Almirante Lobo? Ah, claro, dejasteis adrede que cortara todos los árboles que tuviera por conveniente a sabiendas del crimen medioambiental, para que se le echara la gente encima y perdiera votos. Pero ya que se ha olvidado el arboricicio del arborizoido en esta ciudad amnésica, ¡pues a dar por saco al alcalde del PP con el pretexto de la arqueología!

Y me pregunto más todavía sobre esa Comisión, cuyos miembros son más desconocidos que Moreno Bonilla y que "su obispo auxiliar Santiago" juntos. ¿Quiénes forman esa Comisión? ¿Quién los pone a dedo? ¿Quién les da tanto poder? ¿A qué urnas han concurrido estos tíos para que su voz sea representativa de algo? Porque de la Cultura, a la vista está. no. Los mismos que le paran a Zoido lo de Almirante Lobo son los que han permitido el mamarracho de la calle Santander, entre la Casa de la Moneda y la Torre de la Plata, ese edificio que no se sabe si es un secadero de tabaco, un tanatorio o el Monumento al Trincón Desconocido.

¿Por qué tiene que mandar en Sevilla la Comisión del Patrimonio más que Zoido? ¿Tiene acaso, como los obtuvo Zoido el domingo 23 de mayo de 2011, 166.040 votos, o sea, el 49,31% de la voluntad electoral de los sevillanos? ¿Cómo unos tíos puestos a dedo (que me imagino que serán todos paniaguados de la Junta, o del PSOE, o de ambas cosas a la vez) pueden mandar más que un alcalde con un respaldo de 166.040 votos y sus famosos 20 concejales, 20? ¿Y cómo los sevillanos consentimos estas cosas? Yo a Zoido le doy hasta en el cielo de la boca y en los cielos que perdimos, por la cantidad de mamarrachás que hace y sobre todo por las que ha dejado de hacer en aplicación de su mayoría absoluta. Por ejemplo, deshacer el modelo de ciudad que impuso Monteseirín, lo que no habría costado un duro: abrir de nuevo O´Donnell al tráfico para no tener a Sevilla cortada en dos; devolver los dos sentidos de circulación en la Ronda Histórica o en Eduardo Dato; acabar con la dictadura de la bicicleta... Por cosas así me meto mucho con él. Pero lo defiendo por los votos que lo respaldan como alcalde democrático de Sevilla. Es indignante que la Comisión del Patrimonio sea, de hecho, un agente del PSOE en tiempo de elecciones. Nada más que para que Zoido no inaugure "su" Almirante Lobo antes de Semana Santa ni pueda hacerse nadie allí un selfi con él. Porque si la gente no te pide hacerse selfis contigo para subirlos a Internet, Juan Ignacio, ni eres alcalde ni eres ná...

 
Informacion