promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

20

Mar

2015

ZOIDO TRAMITA EL CAMBIO DEL PGOU PARA ALTADIS SIN RESOLVER DUDAS LEGALES PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILA / 18/3/2015

MARÍA JOSÉ GUZMÁN

El proyecto para dar nuevos usos a la fábrica de Altadis, en Los Remedios, avanza un paso más, pero sin que se hayan resuelto dudas legales enredan burocráticamente el proceso. Justo un año después de que se firmara el convenio, ratificado por el Pleno municipal, el gobierno de Juan Ignacio Zoido inicia el trámite para autorizar la modificación del PGOU, requisito previo al inicio de las obras y que estaba previsto para el pasado verano. De hecho, el expediente que aprueba la Gerencia de Urbanismo es el mismo que ya se retiró en julio de 2014. Y se hizo después de que el PSOE denunciara la intención del gobierno local, que pretendía darle curso a esta modificación urbanística sin que hubiera finalizado el periodo de alegaciones al proyecto, lo que suponía saltarse un paso. 



Nueve meses después los plazos han expirado, pero hay una novedad, un informe de la Dirección General de Costas negativo que obliga ahora a redactar un plan especial para revisar la ordenación de la zona. La objeción del Gobierno central se debe a una duda legal que se presenta a raíz del reparto de los metros cuadrados entre Altadis y el Ayuntamiento que se recoge en el convenio, pues el proyecto debe dejar un paseo fluvial a orillas del río. Aún no hay una respuesta, según se recoge en la documentación, pero ello no es impedimento para el gobierno local, que dará curso al cambio del PGOU convencido de que se hallará una solución en breve. 

Para desbloquear el escollo urbanístico era necesario que el Ayuntamiento firmase con la propietaria, Altadis, un convenio definitivo que el propio alcalde ha anunciado en los últimos meses en varias ocasiones y que se rubricó el pasado 4 de febrero. Ese documento es lapetición formal para permitir que la calificación de industrial que tienen estos terrenos, que fueron factoría hasta 2007, se convierta en la de servicios públicos y terciarios. 

Entre el trámite que se inicia y el inicio de las obras tendrá que discurrir un tiempo. Para la aprobación provisional de este cambio urbanístico son necesarios otros informes de la Junta de Andalucía, algunos no son preceptivos, pero otros sí, entre ellos, el de la Comisión de Patrimonio, pues el edificio está catalogado, con protección C, y la Consejería de Cultura debe pronunciarse. La de Medio Ambiente no ve reparos. Hasta que no estén presentados todos los informes sectoriales no podrá procederse a la aprobación definitiva del cambio del PGOU, que deberá verse ante el Pleno municipal. Mientras tanto, se abren otros periodos de alegaciones, de un mes, y la propia Junta de Andalucía podría alegar. Y mientras no se respondan todas no se podrá aprobar provisionalmente la modificación. 

Este avance se produce un año después de la firma del proyecto de convenio, que fue enmarzo de 2014. Si transcurrido un año más, según se recoge en el documento, no se ha culminado la operación urbanística cualquiera de las dos partes podría denunciar el acuerdo. Un escenario que podría darse teniendo en cuenta que durante la tramitación puede haber un cambio de gobierno y que quedan todavía dudas legales por resolver que podrían enredar y demorar el proyecto que prevé transformar la fábrica de tabacos en un espacio de ocio, compartido con usos administrativos.

El PSOE ve una "frivolidad urbanística"
 
El portavoz adjunto del PSOE, Antonio Muñoz, apuntó este martes que el gobierno de Zoido es muy "osado" porque inicia una modificación del PGOU sin haber resuelto las dudas legales que pesan sobre el expediente, lo que consideró una "frivolidad urbanística". Para Muñoz hay mucho ruido y pocas nueces en un trámite que se convierte en ejemplo de "la gestión catastrófica"que ha rodeado a este proyecto que podría verse de nuevo atascado. El concejal considera que puede haber otras fórmulas distintas al convenio firmado para garantizar que ese espacio tenga un uso cultural con inversión real y garantizada, en lugar de acordar un reparto que dará al Ayuntamiento un inmueble que temen que se sume al catálogo de patrimonio en desuso. Además, el PSOE critica "la falta de imaginación", y que se repita en Altadis el modelo de Zoido de destinar al comercio y a la hostelería espacios públicos. 
 
 
Informacion