promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

07

May

2015

EL AYUNTAMIENTO AÚN NO HA APORTADO CANTIDAD ALGUNA PARA SANTA CATALINA PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 5/5/2015

JUAN PAREJO

El Ayuntamiento no ha abonado todavía cantidad alguna para la restauración de la iglesia de Santa Catalina, pese al compromiso de hacerse cargo de la mitad de la inversión necesaria: 1,5 millones de euros. Según ha podido saber este periódico, ya se habría cumplido el plazo estipulado en el protocolo de actuación firmado el pasado mes de diciembre entre el arzobispo, monseñor Asenjo, y el alcalde, Juan Ignacio Zoido, para desarrollar un convenio de colaboración entre ambas instituciones en el que se debían establecer los plazos y las formas para afrontar los pagos por parte del Consistorio. La primera de las cantidades ya debería haber sido satisfecha, aunque no ha sido así. El Arzobispado, por tanto, está haciendo frente en solitario a una obra de gran calado que tiene un presupuesto superior a los tres millones de euros. 
 
Fuentes municipales explicaron que unos problemas administrativos habrían provocado que este primer pago no se haya producido. Para tratar de desbloquear la situación, este lunes por la tarde tuvo lugar una reunión entre el secretario general y canciller de la Archidiócesis, Isacio Siguero, y el alcalde. Zoido quiso transmitir personalmente que el compromiso del Ayuntamiento con Santa Catalina es firme y claro. El alcalde habría expuesto a Siguero los motivos por los que no se ha abonado todavía cantidad alguna y le ofreció una alternativa. El resultado del encuentro habría sido satisfactorio para ambas partes. 
 
El pasado 26 de diciembre, tras una visita guiada a las obras de rehabilitación de la iglesia, Zoido y Asenjo rubricaron un protocolo de actuación cuyo objetivo era fijar el marco general que regularía, mediante el posterior convenio, las relaciones entre la Archidiócesis y el Ayuntamiento de cara a la restauración integral del templo que se encuentra cerrado desde el año 2004. Este protocolo contaba con un presupuesto de tres millones de euros -la obra está fijada en 3.115.967, 55 euros- de los que 1,5 millones saldrían de las arcas del Ayuntamiento, mientras que La Caixa ha aportado 150.000 euros. Según el documento, la firma de ese convenio debería haberse concretado durante los tres primeros meses de este año, sin que esto se haya producido. 
 
El alcalde explicó durante la última visita, en la que el arquitecto Francisco Jurado informó de la marcha de los trabajos y de los importantes hallazgos arqueológicos, que el Ayuntamiento se comprometía "a llevar a cabo los actos administrativos correspondientes en orden a las disponibilidades económicas que permitan atender este acuerdo, siguiendo los procedimientos legales establecidos, y con la correspondiente fiscalización, dado que, al día de la fecha, no está definida la cronología de las obras a realizar, lo que se concretará en el futuro convenio". 
 
A principios de este año, la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento aprobó una justificación de pago de 264.787, 48 euros a favor de la Archidiócesis que quedaban pendientes de la subvención municipal correspondiente a la primera fase de las obras de la iglesia, realizada entre 2009 y 2010, correspondiente a la sustitución de las cubiertas y la redacción del proyecto de rehabilitación integral del templo. De este modo, el Ayuntamiento completó la subvención acordada mediante el convenio firmado en diciembre de 2011 y que ascendía a 700.000 euros. 
 
Fuentes consultadas este lunes por este periódico aseguraron que en el Arzobispado existía cierta inquietud por que el acuerdo no se hubiera concretado, aunque las obras no se están viendo afectadas en ningún caso y no hay que temer una ralentización o una paralización de las mismas. Estas fuentes explicaron que el esfuerzo económico sí es importante porque el Arzobispado afronta desde primeros de año otra costosa obra para recuperar las valiosísimas yeserías y pinturas murales de la iglesia de Santa María la Blanca, cuyo presupuesto es de 500.000 euros, cien mil aportados por el Ayuntamiento, y el resto, a cargo del Arzobispado mediante un préstamo suscrito con una entidad bancaria. 
 
Mientras se concreta la aportación municipal, las obras avanzan. La idea del Arzobispado es solapar la actual fase, que abarca el subsuelo y el exterior, con la segunda, cuyo proyecto fue presentado en octubre y que incluye la finalización de los trabajos en el interior del templo, que tendrán como objetivo la eliminación de humedades, la consolidación de las estructuras arqueológicas surgidas, la eliminación de añadidos o elementos que desvirtúan la lectura correcta del edificio y la recuperación de la luz natural a través de óculos, en los casos en que sea posible.
 
Informacion