promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

08

Oct

2008

CELIS DEFIENDE QUE LA BIBLIOTECA DEL PRADO SITUA A SEVILLA EN LA VANGUARDIA DE LA ARQUITECTURA PDF Imprimir E-mail
M. D. ALVARADO
SEVILLA. El delegado de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, asistió ayer al acto de homenaje al arquitecto sevillano Alberto Balbontín de Orta, autor, entre otros muchos edificios de nuestra ciudad de la basílica del Gran Poder o la Facultad de Medicina, con la que se inauguró ayer la VII Semana de la Arquitectura organizada por el Colegio de Arquitectos y la Fundación Fidas con la colaboración del Ayuntamiento de Sevilla.
En el acto, Rodríguez Gómez de Celis defendió que las grandes construcciones son siempre reflejo de su época y constituyen un legado que dan su configuración a la ciudad, apostando en ese sentido por la arquitectura de vanguardia. Explicó que durante gran parte del siglo XX, Sevilla fue a contracorriente hasta la Expo del 92, evento que permitió a la arquitectura volver al camino que nunca, dijo, debió abandonar con proyectos como la estación de ferrocarriles, el nuevo aeropuerto o el puente del Alamillo. Hoy, 16 años después, se están generando, según el delegado de Urbanismo, nuevos proyectos de vanguardia que están haciendo concitar de nuevo la atención de numerosos colectivos hacia Sevilla. Entre esas iniciativas citó Metropol-Parasol, el complejo que se lleva a cabo en la Encarnación, o la biblioteca del Prado, proyectos, sobre todo este último, que ha provocado no poca contestación ciudadana y que en el caso de la biblioteca incluso está en los juzgados. A juicio de Gómez de Celis, estos proyectos, como en los que en su día hicieron Alberto Balbontín de Orta y Antonio Delgado-Roig, formarán «parte indisoluble del paisaje urbano de Sevilla», contribuyendo a hacer un legado colectivo que «debe ser ejemplo para las nuevas generaciones de arquitectos y la sociedad sevillana».
El decano del Colegio de Arquitectos de Sevilla (Coas), Ángel Díaz del Río, consideró durante su intervención que la vida y obra de Alberto Balbontín de Orta «fue, y sigue siendo un ejemplo a seguir». Por ello, el propio Coas y la Fundación Fidas, con la colaboración de la Universidad de Sevilla y la Escuela Técnico Superior de Arquitectura (Etsa), han publicado un libro sobre la figura de este arquitecto que fue además fundador de esta última institución. El libro muestra retazos de la vida personal y profesional de este sevillano ligada en muchas ocasiones a la del también arquitecto Antonio Delgado Roig, recoge, con planos, cómo se fraguaron algunas de sus obras, entre ellas la basílica del Gran Poder, la Facultad de Medicina o el colegio Santa Ana, y reproduce parte de su obra pictórica. Su hijo, Juan Antonio Balbontín, agradeció en nombre de su familia el interés por la vida y obra de su padre que hará que las nuevas generaciones «conozcan el material humano con los que se forjaron los cimientos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla».
 
Informacion