promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

16

Jun

2015

LOS TRABAJADORES DE EMASESA EXIGEN ANULAR EL CONVENIO DE SANTA CATALINA PDF Imprimir E-mail

CORREO DE ANDALUCÍA / 4/6/2015

C.S.

La financiación del arreglo de la iglesia de Santa Catalina a través de un contrato de patrocinio de la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (Emasesa) sigue generando nuevos rechazos. El comité intercentros de esta sociedad pública ha remitido una carta al consejero delegado de la entidad, Jesús Maza, en la que insta a que se anule el convenio firmado el 22 de mayo con el Arzobispado para que Emasesa patrocine con 423.500 euros la restauración del templo y destine el dinero a las familias que lo necesitan para que no se les corte el agua en vez de a un «patrimonio privado».

 

En el escrito, recogido por la agencia Europa Press, el comité muestra su «más rotunda oposición» ante lo que considera como un acto «eminentemente electoralista que se produce dos días antes de las elecciones y en un momento de práctica interinidad tanto del equipo de gobierno municipal como de la dirección de la empresa».

El documento, firmado por el presidente y el secretario del comité, Alfredo Caballero y Vicente González, respectivamente, señala además que si la empresa tiene fondos suficientes se debe «en buena parte a los recortes efectuados al conjunto de sus trabajadores». Además, deja claro que esos fondos se deberían utilizar para evitar los cortes de suministro a las familias desfavorecidas que no pueden pagar la factura del agua, así como en las «necesarias mejoras de infraestructuras pendientes en la ciudad».

«La ingente cantidad destinada a la restauración del templo debía haberse dedicado a otras cuestiones más urgentes para la ciudadanía y la propia empresa, en lugar de destinarse a un patrimonio privado que debe ser salvaguardado por su propietario y no por Emasesa», sentencia.

Por otro lado, la portavoz municipal de Izquierda Unida en Sevilla, Josefa Medrano, subrayó ayer la necesidad de que el Ayuntamiento hispalense se centre en la situación de alarma social y pobreza que vive la ciudad en lugar de arreglar templos de la Iglesia. Por ello, demandó que se adopte de manera urgente un plan de medidas activas para garantizar «suministros mínimos vitales» a aquellos hogares en riesgo de exclusión social y que no pueden afrontar los pagos de agua y luz.

Para IU, los datos desvelados en la memoria anual de Cáritas Sevilla y los aportados por el último Informe Foessa, en los que se constata una «cronificación» del fenómeno de la pobreza en la provincia, hace «más imprescindible que nunca un Ayuntamiento que en esta ciudad apueste claramente por los sectores que peor lo están pasando debido a la actual crisis económica». «Sevilla no es ajena a la situación de emergencia social que existe en Andalucía, donde el 51 por ciento de las familias tiene dificultades a fin de mes para cubrir sus necesidades básicas», señaló Medrano a través de un comunicado. Así, reclama impedir, «por todos los medios a su alcance», que se le corte el agua o la luz a quien no pueda pagar por causas económicas. Medrano tacha de «escandalosa» la decisión del PP de utilizar a Emasesa para costear la rehabilitación de la iglesia Santa Catalina «en lugar de atender otras prioridades más urgentes para la ciudadanía». «Una empresa pública de agua no está para gastarse 423.500 euros en restaurar el patrimonio privado de un particular», recalcó.

 
 
 
Informacion