promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

22

Jun

2015

ASENJO AVISA: "SIN AYUDAS, IGLESIAS EN RUINAS" PDF Imprimir E-mail

EL MUNDO / 19/6/2015

El arzobispo, monseñor Juan José Asenjo, confía en que el nuevo gobierno municipal que encabeza el socialista Juan Espadas cumpla el compromiso adquirido por el anterior alcalde, Juan Ignacio Zoido, para financiar la última fase de las obras de Santa Catalina.

 

Así respondió a las preguntas surgidas en la rueda de prensa de presentación de la nueva encíclica del Papa Francisco, «Laudato sí», dedicada al Medio Ambiente, sobre el temor a que el templo gótico mudéjar, cerrado desde 2004, pudiera sufrir otro parón a tenor de las posturas y las presiones de los tres ediles expodemitas y los dos de IU, poco o nada proclives a apoyar y financiar obras de la Iglesia.

Monseñor Asenjo indicó que no ha tenido ocasión aún de hablar con Espadas de este tema, aunque espera que se respete el convenio firmado junto a Zoido «con cierta solemnidad» durante la última visita al propio templo. Por medio de este protocolo, el Ayuntamiento se comprometía a sufragar la mitad de los tres millones de euros que cuesta la restauración integral de Santa Catalina. Con esta financiación en el aire, el prelado afirmó que esperaba que «el nuevo Ayuntamiento se comprometa con la restauración del edificio». Si no fuera así, aseguró que «la Diócesis va a terminar Santa Catalina, podéis estar seguros», aunque sea sin ayuda de las instituciones públicas.

En este último caso, «habría que pedir un crédito y endeudarnos, pero la obra va a seguir hasta el final —indicó— por compromiso con la ciudad y por sentido común».

También se refirió a la posibilidad de tomar ejemplo de localidades como Fuentes de Andalucía y Cañada Rosal, cuyos vecinos, que han sido «generosísimos», se volcaron con la restauración de sus templos, sensibilizados con «sus raíces culturales, religiosas e históricas». «De otra forma —apuntó el prelado— «va a ser difícil mantener nuestro patrimonio», por ello rogó a las instituciones públicas que ayuden a mantenerlo, «porque es de todos».

Si la postura de las administraciones públicas es negar el apoyo a las restauraciones de bienes eclesiales, «nos vamos a tener que acostumbrar a ver iglesias en ruina».

 
Informacion