promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

06

Jul

2015

BUSCAR EL ESPLENDOR PERDIDO PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 6/7/2015

AURORA FLÓREZ

La Hermandad de las Mercedes de la Puerta Real tiene ya el visto bueno de Patrimonio para emprender las obras de restauración de su capilla. A falta de la aprobación del presupuesto, calculado en unos 70.000 euros, y del trámite de la licencia de Urbanismo, el hermano mayor, Jesús Calvillo, prevé que los trabajos comiencen antes de septiembre y que, en una primera fase, se desarrollen por espacio de unos cuatro o cinco meses, en los que permanecerá cerrada al culto.

Los titulares, la Virgen de las Mercedes y el Cristo de la Redención —tras ser revisado minuciosamente por su autor, Antonio Dubé de Luque—, fueron llevados, en sendos discretos traslados, al convento de las Siervas de Jesús de la calle San Vicente, camareras de altar y de la Virgen de las Mercedes, nombramiento del que, precisamente, se cumple ahora el cincuentenario.

 

La capillita, que hace coqueto chaflán en la confluencia de las calles San Laureano y Goles hacia la plaza de la Puerta Real, se encuentra en un lamentable estado de conservación tanto en su exterior como interiormente desde hace años y requiere una intervención que frene las humedades y filtraciones debidas a la proximidad del río, la falta de ventilación y otros males que han ido surgiendo con el paso de los años. La actual capilla, obra neogótica de Aurelio Gómez Millán, se terminó en 1944, después de que en 1930 se hundiera la anterior, debido al abandono que arrastraba.

Aunque el origen de este pequeño templo se sitúa en una hornacina en la Puerta de Goles en la que en 1565 se ubicó un lienzo de Nuestra Señora de la Merced, que debió dar lugar al primer lugar de culto. Se se reconstruyó en 1718 y 1864, tras el derribo de la Puerta Real, se labró la capilla derrumbada en los años treinta.

Primera intervención

Desconchón en la fachada de la capilla / J. M. S.
Desconchón en la fachada de la capilla / J. M. S.
En esta primera fase, que incidirá sobre la fachada, el castillete de escalera de salida a la cubierta y la capilla, se solucionarán los daños detectados en la Inspección Técnica de Edificios de 2006, se solucionarán diversas patologías, como las fisuras en los muros de carga de la fachada, los desprendimientos de enfoscados, la pérdida de molduras de ladrillo y azulejos, los forjados en mal estado, las vigas y una escalera de acceso a la planta superior -que se demolerá- podridas y con insectos xilófagos, carpinterías, rejas de acceso, elementos de la azotea y la espadaña, que presenta desprendimientos de enfoscados y fisuras. Igualmente se procederá, con Sevillana Endesa, a sustituir la instalación eléctrica, se dotará el inmueble de aire acondicionado y de cableado de telefonía, que será subterráneo.

Estas obras, tan necesarias para mantener la capilla y las dependencias de la casa hermandad, que en la primera planta conservan un lienzo de la muralla almohade, no cuentan con subvención oficial alguna, aunque algunas hermandades, como la vecina del Museo, la también mercedaria de Pasión, o la Estrella, e incluso el pleno de hermanos mayores del Consejo de Cofradías, ya han hecho aportaciones para que la sede canónica de la Hermandad de las Mercedes salga a flote. Se ha abierto una cuenta: CaixaBank 2100/8460/91/2200079288, para aquellos hermanos y devotos que quieran realizar alguna aportación al proyecto.

El barrio de los Humeros, conformado en torno a la Puerta de Goles, después Puerta Real, tuvo desde antaño devoción a la Virgen de las Mercedes y su Hermandad de gloria, que marcaba el calendario de los vecinos, una vinculación que perdió fuelle con el despoblamiento de la zona en los años setenta, unido al consiguiente desarraigo de la población. «Y aunque no perdió nunca su pátina, ahí se rompió la cadena -señala el hermano mayor- hasta los años noventa, en que vuelve a despuntar. De esa los primeros años de esa década data la última intervención en la capilla.

El empuje de las sucesivas juntas de gobierno y la decisión de ir solucionando flecos sueltos que arrastraba la Hermandad han ido dando sus frutos. Por ejemplo, las nuevas Reglas se aprobaron en 2013 y la corporación ha sido inscrita este año en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia.

En los últimos años, desde 2000 y bajo la batuta de Jesús Calvillo, la Hermandad ha subido hasta 300 hermanos activos y se ha incrementado muy destacadamente la labor social, tanto es así que de su presupuesto destina la mitad a actividades asentenciales. Concretamente, en este ejercicio ha contado con 36.000 euros. La Hermandad colabora, igualmente, con diversas entidades, incluido el Ropero de la Hermandad de Pasión.

Para la segunda fase de las obras, está previsto retranquear el altar de la Virgen de las Mercedes y sustituir la solería del presbiterio por suelo de barro. Posteriormente, se pretende ganar espacios en la planta superior, haciéndola más funcional y multiusos.

 


 

 

 
Informacion