promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

20

Jul

2015

LA COMISIÓN DE PATRIMONIO TAMBIÉN RECHAZA EL PROYECTO DEL PP EN ALTADIS PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 18/7/2015

A. GARCÍA REYES / J. RUBIO

El último proyecto de Juan Ignacio Zoido en el que quedaba por pronunciarse la Junta de Andalucía también se ha encontrado con el no por respuesta. Se trata de la reurbanización de la antigua fábrica de Altadis en Los Remedios que el exalcalde del PP pactó con la multinacional tabaquera, a la que se ha opuesto, como ya ocurriera con el puente de la Torre Pelli, entre otros muchos casos, la Comisión de Patrimonio. Las razones por las que este organismo rechaza la recalificación urbanística que contemplaba el convenio se centran en la afección que a su juicio este proyecto tiene sobre las zonas verdes aledañas, como los jardines de Manuel Ferrand, y en la demolición de los edificios secundarios que contempla el acuerdo, ya que según la Comisión estos inmuebles también están protegidos y, por tanto, no se pueden derribar.

 

El informe de la Comisión de Patrimonio aún no ha sido notificado al Ayuntamiento, pero el delegado de Hábitat Natural, Antonio Muñoz, confirmó ayer a este periódico que los funcionarios de Urbanismo que asisten a este órgano ya le han trasladado la posición negativa de Patrimonio al proyecto de Altadis, que él ya ha ordenado bloquear por su desacuerdo con la inciativa planteada por el anterior gobierno. Los socialistas entienden que este informe ratifica su posición, que ha sido contraria desde el inicio a la propuesta de Zoido. Muñoz descarta esta iniciativa y asegura que «aquello tiene que ser unespacio cultural», aunque aún no tiene cerrada su idea. En su opinión, el convenio firmado por el PP «ofrece dudas de legalidadporque sigue hablando de 30.000 metros cuadrados y se olvida de los 12.00 metros cuadrados que el Ayuntamiento también pone para entrar en juego en el canje con Altadis, por lo que a mí me ofrece todas las dudas legales». Por todo ello, «nosotros vamos a revisar el proyecto», insistió, porque los socialistas consideran el actual una «salvajada urbanística» que pretende «elevar una torre de siete plantas en un jardín y destruir parte de una arquitectura que tiene su protección y que, por tanto, hay que mantener».

 
Informacion