promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

01

Sep

2015

LA NUEVA TIENDA DE MERCADONA EN PLAZA DE ARMAS, PENDIENTE DE LA LICENCIA DE OBRA PDF Imprimir E-mail
ABC SEVILLA / 6/8/2015 M. MOGUER La cadena de distribución Mercadona está pendiente sólo de que la Gerencia Municipal de Urbanismo le conceda la licencia de obra para iniciar la construcción de su nuevo supermercado en la plaza que hay tras la antigua estación de Plaza de Armas. Según fuentes cercanas al proyecto, el visto bueno del Consistorio es «inminente». El edificio cilíndrico que se construirá ha pasado ya el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta, ya que su dictamen es oblitatorio al estar en el entorno de un Bien de Interés Cultural (BIC). En 2013 se anunció que la cadena de distribución arrendaba por 40 años al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) el terreno junto a la antigua estación de tren para instalar un nuevo centro de unos 1.700 metros cuadrados. El proyecto se ha ido retrasando porque Plaza de Armas es un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) y necesitaba el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio. «Mercadona lleva mucho tiempo esperando para empezar esta obra», explican fuentes internas del proyecto, «así que, en cuanto tengan el permiso, empiezan a trabajar». Salvado el escollo de Patrimonio, solo queda el Ayuntamiento, bache que se prevé, estará salvado en días. Según trabajadores de la empresa, se espera que durante un año siga funcionando la tienda que Mercadona en los bajos del centro comercial Plaza de Armas. Fuentes de la cadena de distribución explicaron que habrá un «cierre por apertura», es decir, que cuando acaben las obras del nuevo edificio cerrarán el establecimiento del centro comercial. Por otro lado, Mercadona tiene prevista otra apertura en la ciudad. Dicho establecimiento debería estar abierto antes de fin de año, y se trata de un local en la esquina de la calle Pagés del Corro con Paraíso. En la plaza situada en la trasera del centro comercial estaba previsto inicialmente un edificio diseñado por los arquitectos González Cordón y Pérez Escolano. Sin embargo, Urbanismo negoció con Renfe que le daría parte de la edificabilidad de esa parcela en otra de Nervión. Mercadona usará ahora, por tanto, un resto de la edificabilidad sobrante de la parcela. La tienda de Mercadona tendrá 1.700 metros aproximadamente en un edificio de unos 2.500 metros distribuidos en tres plantas que no superen los 12,5 metros de alto en total. A cambio, Mercadona deberá pagar un canon anual de 110.000 euros y reurbanizar el resto de la plaza para uso público.
 
Informacion