promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

10

Oct

2008

LA LENTA CURACIÓN DE LA CATEDRAL PDF Imprimir E-mail
La lenta curación de la CatedralCambiar el tamaño del texto
En 2009 concluirá la sustitución de dos pilares del trascoro y la restauración de la fachada de poniente El Cabildo acomete la limpieza de varias vidrieras y de las azucenas de la Giralda

Los últimos trabajos en la seo se centran en la rehabilitación de la fachada de la parroquia del Sagrario.
Los trabajos de restauración de la fachada de poniente se centran ahora en la parroquia del Sagrario
El Ministerio de Cultura sustituye las piedras de dos pilares del trascoro - Reportaje gráfico: Manuel Olmedo
Juan Diego Márquez
SEVILLA- 2009 será un año crucial para la Catedral. Las dos grandes obras que actualmente se acometen en la seo, la sustitución de dos pilares del trascoro y la rehabilitación de la fachada de poniente, concluirán tras varios años de trabajo, aunque el Cabildo y otras administraciones tendrán que realizar una ardua labor de conservación para mantener el templo en estado óptimo.
La actuación que más preocupaba a los técnicos y canónigos, la recuperación de los pilares 4C y 5C, parece que llega a su fin. Fue en 2001 cuando el Cabildo, alarmado por las enormes grietas que presentaban, procedió a recubrirlos con sendos andamios ortopédicos. Su función era doble: soportar la carga de las bóvedas y permitir el acceso de los restauradores. La Iglesia invirtió 700.000 euros en instalar las estructuras y en iniciar los estudios previos. En 2006 llegó la aportación del Ministerio de Cultura -casi un millón y medio de euros- que posibilitó la puesta en marcha de los trabajos, centrados en la sustitución de los sillares.
Según Francisco Navarro, delegado de Patrimonio de la Catedral, tales soportes «tienen en su interior un muro de ladrillo que se rodea de piedras, por lo que son fácilmente sustituibles». La aparición de las fisuras tuvo su origen en el propio material de los sillares, de una piedra demasiado arcillosa procedente de una cantera de El Puerto de Santa María. «En todas las canteras hay vetas y éstas provocaron que las grietas proliferaran en cuestión de meses», sostiene Navarro. Este proceso se manifiesta igualmente en las cubiertas, aunque, de momento, no han saltado las alarmas.
Respecto a la limpieza de la fachada que da a la avenida de la Constitución, Navarro confirma que «continúa a buen ritmo», por lo que «también concluirá el año que viene». En este caso no fue necesario esperar el compromiso de las administraciones. El proyecto, que cuenta con un presupuesto que supera los cuatro millones de euros, está siendo financiado al 50 por ciento por la Obra Social de Caja Madrid y el Cabildo. Los trabajos, iniciados en junio de 2006, engloban la remodelación de los archivos arzobispal y catedralicio -ya concluidos- y la restauración de la fachada de poniente, incluyendo también la parroquia del Sagrario.
El delegado de Patrimonio reconoce la dificultad que entraña esta actuación, ya que «los andamios hay que retirarlos antes de Semana Santa». El cajón de obra se despliega ahora sólo sobre un pequeño tramo del Sagrario, una vez restituidos los pináculos de la parte superior. Estos elementos presentaban un aspecto muy deteriorado e incluso algunos se perdieron al completo. «Muchos sevillanos desconocían que en la crestería de esta iglesia existían pináculos», subraya Navarro.
Obras menos visibles
El primer templo de la ciudad registra otras obras menos visibles pero fundamentales para su correcta preservación. Es el caso de la limpieza de las vidrieras. El Cabildo mantiene un plan plurianual que incluye el desmontaje de las cristaleras y su posterior tratamiento para que recuperen su color original. Actualmente se está restaurando la vidriera situada en la parte derecha de la Puerta de San Miguel. Para ello, se retiró completamente del muro porque las piedras que la rodean y el propio intradós estaban muy deteriorados.
Las azucenas de la Giralda también son revisadas periódicamente. Ahora se está acometiendo la rehabilitación de la base de uno de los ramos, por lo que a final de año estarán reparados los cuatro conjuntos. Además, se está reconstruyendo una escalera de caracol situada en la puerta gótica que permite el acceso al Patio de los Naranjos.

 
Informacion