promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

11

Sep

2015

PATRIMONIO RECHAZÓ EL PROYECTO PARA ALTADIS DE ZOIDO SIN HABERLO RECIBIDO PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 11/9/2015

ALBERTO GAECÍA REYES

La Comisión de Patrimonio de la Consejería de Culturarechazó la petición del gobierno de Zoido para cambiar los usos de la fábrica de tabaco de Altadis en Los Remedios en una decisión que podría calificarse de «urbanismo preventivo». Porque no tenía el proyecto, como reconoce en el propio informe, y fundó su negativa en que el PP iba a demoler todos los edificios del conjunto salvo el principal cuando la intención del anterior alcalde era justo la contraria, según elPlan Especial de Reforma Interior que había iniciado Urbanismo, y al que ha tenido acceso este periódico. Lo que Zoido proponía era hacer un estudio detallado de cada nave, que hasta entonces no existía en el PGOU, ya que su ficha sólo calificaba el conjunto, y no inmueble a inmueble. Con esta medida pretendía incrementar el grado de protección de cada espacio y plantear a la Comisión de Patrimonio que ésta decidiera qué elementos eran intocables y cuáles se podían reformar para, posteriormente, decidir los posibles usos terciarios que se daría a cada uno de ellos.

 

Ese Plan Especial no había sido enviado aún a Patrimonioporque no era obligatorio para solicitar el cambio de usos del suelo. Pero en la documentación que Urbanismo mandó a la Comisión sí se especificaba que se estaba trabajando en él para detallar la protección de cada edificio sin aumentar la edificabilidad, es decir, sin ampliar lo actualmente construido. El propio informe recoge este dato que incluía el proyecto del PP en su exposición: «Se proponemantener el mismo índice de edificabilidad que le corresponde al uso industrial, es decir, 1,5 metros cuadrados por cada metro cuadrado». La propia Comisión recoge que el proyecto de Zoido para Altadis no incrementará lo que hay construido. Sin embargo, en su propuesta de acuerdo deniega la petición del Ayuntamiento asegurando que «la nueva edificabilidad que se propone, superior a la existente, no resulta compatible con el mantenimiento de los edificios». Se contradice de manera radical en el espacio de tres párrafos. Y sin el Plan Especial por delante.

Es más, incluso reconoce que la solicitud de cambio en la calificación del conjunto fabril para pasarlo de industrial a terciario indica que con posterioridad se redactará «un Plan Especial de Reforma Interior» en el que se especificará «el alcance de las obras permitidas en cada uno de ellos y las condiciones y parámetros de edificación que les sean de aplicación». De demolición no se habla nunca, sino de todo lo contrario. Pero los miembros de la Comisión de Patrimonio resuelven la historia asegurando que «los nuevos usos y edificabilidad que se propongan habrán de ser compatibles con los elementos que lo configuran, cuestión esta que no queda garantizada en la presente modificación puntual». Una mera sospecha, que además no se correspondía con la realidad, sirvió para bloquear el convenio del PP con Altadis e impedir que prospere.

 
Informacion