promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

23

Sep

2015

ESPADAS SUGIERE YA QUE LA GAVIDIA PODRÍA DERRUMBARSE Y HABLA DE "SERIOS RIESGOS" PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 22/9/2015

EDUARDO BARBA

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, escogió el urbanismo y proyectos muy «visuales» para celebrar este lunes sus cien primeros días gobernando la ciudad. Primero, en la visita a la Fábrica de Artillería para esbozar allí el proyecto cultural que pretenden poner en marcha en el histórico edificio industrial. Y segundo, con la Gavidia, a la que aludió en una entrevista a mediodía en la Radio Sevilla. Eso sí, mientras que en el caso del edificio de San Bernardo lo que se pretende es recuperar para la ciudad el viejo espacio fabril, en lo que se refiere a la antigua jefatura policial el aire de los anuncios fue precisamente el contrario. Tanto es así que el regidor ya sugiere, de hecho, laposibilidad de derribar la desvencijada comisaría, cerrada desde el año 2004.

 

El derribo supondría la certificación de un gigantesco fracaso municipal fraguado desde el mismo momento de la compra del inmueble al Gobierno central en aquel convenio leonino en la etapa deAlfredo Sánchez Monteseirín, tanto por lo que se pagó como por el incumplimiento en la contrapartida estatal -la construcción de cinco comisarías de las que sólo se han levantado dos-; ahora podría rematarse el fiasco si se termina demoliendo el edificio después de varios años intentando convertirlo en hotel o en centro comercial. El visto bueno a la recalificación por parte de la Junta de Andalucía no llega y el arruinado edificio no atrae, además, a inversor alguno.

El alcalde, no obstante, aludió a problemas de seguridad por el estado del mismo. Es la primera vez que se hace esto con respecto a la Gavidia, precisamente cuando parece confirmarse que no existen posibilidades reales de aprovechar el inmueble con una reforma y que los reparos de la Administración autonómica con respecto a su recalificación a «superficie comercial» no se suavizan. Así, Espadas explicó que ha pedido a la Gerencia de Urbanismo que elabore un «informe urgente» sobre el estado arquitectónico y de conservación de la antigua comisaría.

El regidor defendió que el Gobierno municipal socialista tiene «el mismo interés» que el anterior gabinete, del PP, por vender este céntrico edificio propiedad del Ayuntamiento, si bien precisó que mientras los populares apostaron por destinarlo a un nuevo «centro comercial», los socialistas abogan por otros usos, como por ejemplo «un hotel». Ese «mantra» del hotel viene siendo esgrimido por el actual alcalde desde mitad del mandato anterior, en la oposición, pero jamás se ha concretado nada al respecto ni sobre cantidades ni inversores. Que, en todo, caso, tendrían que esperar una recalificación que no llega por las pegas que la Junta ha trasladado a causa de la afección al tráficode la zona. Con respecto al patrimonio, los reparos quedaron solventados, según los últimos informes, pero se exigió al Ayuntamiento un plan de movilidad concreto dado el «efecto llamada» que provocaría un nuevo centro comercial en esa zona neurálgica.

Independientemente de esa situación burocrática de la modificación de PGOU solicitada, Espadas fue ayer más allá y avisó de que el edificio«está en un estado lamentable», con «serios riesgos y patologías graves», por lo que anunció ese encargo a Urbanismo de «un informe urgente sobre el estado del edificio», dado que su estado de conservación es un aspecto que influye a la hora de enajenar el inmueble. De hecho, algún que otro posible inversor ha huido de Sevilla en cuanto ha comprobado el estado deplorable en el que se encuentra la vieja comisaría, que obligaría a realizar una inversión en reforma desorbitada que impediría la rentabilidad del proyecto. Que sí podría producirse en el caso de que se pudiera disponer de un edificio de nueva planta y más funcional. Ese melón ya se ha abierto.

 
Informacion