promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

24

Nov

2015

ESPADAS READAPTARÁ EL PGOU PARA" QUE SEA MÁS FÁCIL HACER NEGOCIO" PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 12/11/2015

EDUARDO BARBA

El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU ) de Sevilla está desfasado. Se elaboró en pleno auge inmobiliario y se rubricó en 2006, pero están anticuados sus preceptos y, sobre todo, l as condiciones que se imponen a quienes pretenden desarrollar suelos, que con esta regulación encuentran un freno decisivo en medio de una coyuntura nada favorable. Esta realidad ha hecho que el Ayuntamiento venga dejando caer la posibilidad de «actualizar» el PGOU para adaptarlo a tiempos de menos alegrías urbanísticas. Ayer mismo, de hecho, ya no se sugería esa opción sino que se aludía abiertamente a ella por parte del delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, al término de su «productiva reunión», a tenor de sus propios términos, con la patronal de la construcción, Gaesco.


En la misma, según el propio delegado del ramo, se decidió que la comisión de seguimiento del PGOU se reunirá «antes de finalizar el año» para comenzar a diseñar cómo «readaptar» el documento a la realidad económica y social en materia de vivienda e infraestructuras, así como «temporalizar de otra manera» las actuaciones proyectadas. «En esta comisión —dijo— analizaremos la situación actual y las necesidades que existen, que obligan en algunos casos a readaptar el PGOU y actualizarlo. Eso lo veremos en esa mesa, pero está claro que en Sevilla debe ser más fácil hacer negocio. La ciudad no es todo lo competitiva que me gustaría en ese aspecto y también hay que desenmarañar todos los trámites burocráticos para que no sea tan farragoso y prolongado poner en marcha proyectos».
La «readaptación» del Plan va a ser un hecho en los próximos meses. La patronal de la construcción empuja también para que pueda hacerse, de ahí que vayan a ganar en frecuencia las reuniones de la comisión de seguimiento, y el propio Ayuntamiento mantiene ya contactos con Manuel Ángel González Fustegueras, arquitecto y «padre» del plan urbanístico sevillano, con la intención de que supervise la labor de actualización de los documentos para que la ciudad gane en flexibilidad en dicha materia.
Muñoz, además, se comprometió con los constructores a «simplificar y unificar los trámites» en la Gerencia de Urbanismo para que «pueda hacerse negocio y esta área municipal sirva de nuevo como motor económico de la ciudad, algo que en los últimos años no ha sucedido». Insistió Muñoz en que la comisión de seguimiento del PGOU va a reunirse «con mucha más periodicidad, que es la manera de poder sacarle partido, no como se venía haciendo hasta ahora. Y con la propia patronal de l a construcción hemos acordado también mantener una reunión mensual para analizar las necesidades de la ciudad».
Las necesidades
Esas necesidades fueron señaladas por la propia Gaesco durante el encuentro con el Ayuntamiento. Juan Aguilera, gerente de Gaesco, explicó que para el gremio es «urgente desatascar de una vez» la modificación proyectada en el enlace de la ronda urbana SE-20 —la Supernorte— y también la autovía A-4, aspecto que incluye las conexiones viarias necesarias para garantizar la accesibilidad al sector San Nicolás Oeste, donde la multinacional sueca de muebles de bajo coste IKEA proyecta una nueva gran superficie.
En ese sentido, indicó que este aspecto incide además en los desarrollos urbanísticos del futuro barrio de Buen Aire, proyectado desde hace años, y de los suelos de Higuerón Norte, en la otra punta de esa ronda SE-20. Aguilera, en paralelo, destacó que ambas partes coinciden en la necesidad de «actualizar los objetivos» del PGOU y «acomodar» dicho instrumento de planeamiento a «la realidad económica y social de Sevilla».
La SE-35

En el documento de necesidades que Gaesco trasladó al delegado de Hábitat Urbano se encuentran también una serie de demandas que deben ser trasladadas a otras administraciones, en particular al a Junta de Andalucía, como son l a ampliación del metro, completar la SE-40 o ejecutar la ronda SE-35, que fue ideada por la propia patronal de los constructores pero cuyo proyecto se detuvo por alegaciones de grupos ecologistas. La Junta no dispuso fondos para esa vía, pero Gaesco «no renuncia ni mucho menos a esta ronda, cuya construcción sigue siendo una petición en vigor».

 
Informacion