promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

04

Dic

2015

Otra "Madrugá" en Sevilla PDF Imprimir E-mail

 

Este lunes,  7 de diciembre, tras la vigilia de la Inmaculada en la Catedral, algunos entrados en años esperaremos un vez más con alegría y con nostalgia el repique de las campanas de la Giralda, el vuelo temeroso de los pájaros que sus sones despiertan y las primeras estrofas de la Tuna de Medicina cantándole al Dogma más hermoso, el Blanco de la Pura y Limpia, la Azucena de Sevilla.

Luchando contra el frio, añorando una copa de coñac, recuperaremos imágenes de una Sevilla que ya sólo vive en el recuerdo, de tunas cantando a mocitas y calles repletas de soñadores. Nuestra vieja Fábrica de Tabacos, nuestros compañeros poco dados a las tunas y mucho a la revolución y aquella mano que se unía a la nuestra, enamorada, en los pasillos de la Universidad.

Viejas coplas, eterna belleza, otra “madrugá” en Sevilla.

 

 

http://sevilla.abc.es/sevilla/20141207/sevi-tunas-monumento-inmaculada-201412041517.html

¿Desde cuándo y por qué cantan las tunas a la

 

Inmaculada en Sevilla?

Día 07/12/2014 - 12.19h
 

En la noche de este domingo volverá a reunirse en torno al monumento en la Vigilia a la Virgen

¿Desde cuándo y por qué cantan las tunas a la Inmaculada en Sevilla?
MILLÁN HERCE
Una tuna a los pies del monumento a la Inmaculada
 
 

Pero en este puente de diciembre vuelve a ponerse de manifiesto también otra de las tradiciones de esta ciudad que tienen que ver con la Inmaculada Concepción, que no es otra que el que las tunas de las distintas facultades universitarias acudan al monumento de laInmaculada a cantarle a la Virgen sus rondallas.

¿Cuándo y por qué comenzó esta tradición? Data de 1952, siendo laTuna de Peritos Industriales la primera que se acercó al monumento a cantarle a la Virgen concebida sin pecado original. Lo hizo en recuerdo de la Tuna Universitaria creada allá por los años 20 del siglo pasado que posteriormente desapareció y que acudían acantar la Salve a la Virgen.

Esta circunstancia marcó un antes y un después, de tal manera que el cardenal Segura le impuso el fajín blanco a la Tuna de Peritos Industriales como reconocimiento a este hecho. Es más, es la única que lo lleva en la actualidad.

A partir de ese momento, este acto la noche previa a la Inmaculada fue cogiendo auge de tal manera que son decenas las tunas que acuden a los pies del monumento a cantar a la Virgen. Y cientos de personas las que esperan este momento para disfrute de unas vísperas que han crecido notablemente y que giran en torno a la Inmaculada.

Aunque la de Peritos Industriales fue la primera en hacerlo, la primera en cantar cada noche del 7 de diciembre es la Tuna de Medicina, la decana. Posteriormente van rotando las demás, como estableció el Consejo de Tunas, creado en 1975.

Si bien el momento culminante es en el monumento, las calles de Sevilla se inundan de tunos desde primeras horas de la tarde y las distintas tunas realizan pasacalles para recogijo de los viandantes.

Así que, ya saben, este domingo por la tarde, pero sobre todo al filo de la medianoche, quienes quieran disfrutar de esta tradición que ya tiene la friolera de 62 años y que, lejos de perderse, adquiere cada año mayor relevancia.

 

http://www.rafaes.com/inmaculada-monumento.htm

Plaza del Triunfo. Sevilla

   Foto: Rafael Márquez

 

La Ciudad de Sevilla fue de las primeras ciudades que defendió el dogma de la Inmaculada Concepción. Esto ocurría en el s. XVII, pero aún sigue Sevilla en el mismo fervor concepcionista. El monumento a la Inmaculada, levantado a comienzos de este siglo en la Plaza del Triunfo, tiene en su basa las estatuas de quienes a lo largo de la historia defendieron con más ardor el dogma concepcionista: Vázquez de Leca, Bernardo de Toro, Juan de Pineda y Miguel Cid.

Fue la Tuna de Peritos Industriales la primera en cantar la noche de la Inmaculada (el 8 de Diciembre) bajo el monumento. Por ello, el Cardenal Segura les impuso en el año 1952 un fajín blanco, que desde entonces forma parte de su atuendo y les distingue del resto de las tunas.

Con el tiempo, la noche de la Inmaculada se convirtió en una tradición para las Tunas de Sevilla. Más tarde, el Consejo de Tunas se encargó de regular esta tradición, ante la gran cantidad de público que acude esa noche a los aledaños de la plaza y, digámoslo, por la tremenda competencia que se estableció entre las tunas sevillanas por ser la primera en cantar a los pies del monumento.

Esa noche, desde las 12 horas en punto hasta bien entrada la madrugada, las canciones estudiantiles acompañan a la Madre de Dios que desde lo alto nos guía y nos ampara.

 

Foto: Rafael Márquez

 Foto: Rafael Márquez

"...Y además Sevilla, le levantó un triunfal monumento para que, casi rozando el cielo, la cobijara y bendijera y así Ella gozara de alegría cada vez que de madrugada le rondara la universidad trovadora; la de capas negras con cintas de colores, demostrándole un inmenso amor con ofrendas de flores, al son de guitarras y bandurrias; porque la Inmaculada aquí, no sólo es Madre, sino novia de Sevilla. Los distintos nombres de la Virgen se viven en Sevilla como las horas del día, es decir, hay encuentros con María al amanecer, al atardecer, y otros, en la noche. "       
Fragmento del pregón de las Glorias 2002 pronunciado por Antonio Fajardo Romero.

 
Informacion