promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

10

Dic

2015

EL CENTRO CULTURAL EN LAS ATARAZANAS ESTARÁ ACABADO A FINALES DE 2017 PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 4/12/2015

DIEGO J. GENIZ

Por unanimidad. Así ha informado favorablemente laComisión Provincial de Patrimonio sobre el proyecto de La Caixa, diseñado por el arquitecto sevillanoGuillermo Vázquez Consuegra, para rehabilitar y dotar de contenido cultural las Atarazanas. Se trata del último trámite de este órgano consultivo de la Consejería de Cultura que permite a la Gerencia de Urbanismoconceder la licencia de obras. Una vez que se obtenga dicho permiso, podrán comenzar los trabajos, que se prolongarán hasta finales de 2017. La entidad financiera, concesionaria del edificio, ya está estudiando los proyectos presentados por diversas empresas para llevar a cabo la esperada rehabilitación. 


Luz verde al segundo proyecto de Vázquez Consuegra en las Atarazanas. Más de cuatro meses ha tardado Patrimonio para dar el aprobado definitivo al centro cultural de La Caixa después de que se descartara en este emplazamiento el Caixafórum, que finalmente se instalará en el edificio Podio, junto al rascacielos de la Cartuja. Fue el pasado 22 de julio cuando la referida comisión otorgó el visto bueno al proyecto básico del arquitecto sevillano para los astilleros medievales. Quedaba, por tanto, que el proyecto de ejecución -referente a las obras- también pasara el examen. Y así ha sido. Patrimonio ha informado favorablemente -por unanimidad- sobre la rehabilitación y la conversión en centro cultural de este edificio mandado a construir por Alfonso X. 

El visto bueno de Patrimonio resulta fundamental en esta construcción declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 1969, denominación que le otorga la máxima protección. Según los expertos, las modificaciones que introducirá Vázquez Consuegra no afectan al edificio. Los principales cambios se acometarán en la volumetría de la planta alta, que, en palabras del arquitecto, "no serán visibles desde ningún punto de la ciudad". 

Con el beneplácito de la comisión, la Gerencia de Urbanismo ya puede otorgar la licencia de obras para que los trabajos comiencen. Precisamente la postura mantenida por este organismo municipal se convirtió en un escollo durante la etapa de Zoido, al exigir un plan especial para la zona de las Atarazanas al tener en cuenta su declaración como edificio BIC y aparecer así recogido en el planeamiento urbano. La Junta no lo entendía así. Ante la demora y la polémica creada entre las dos administraciones públicas, La Caixa optó por trasladar el Caixafórum a la denominada Torre Pelli. Este cambio de planes provocó un amplio debate en la ciudad, e incluso se temió por el futuro de las Atarazanas, que llevaban bastante tiempo cerradas al público. También quedaban en el aire los 25 millones de euros que La Caixa iba a invertir en este edificio histórico. 

En verano de 2014 este periódico adelantó que la Junta y la entidad financiera llegaban a un nuevo acuerdo para que los astilleros medievales acogieran un centro cultural, cuya temática principal girará en torno a la relación entre Andalucía y América. La Era del Descubrimiento para un edificio donde en su día se construyeron los barcos que partieron al Nuevo Mundo y que queda enclavado en el eje conformado por el río, la Catedral y el Archivo de Indias. 

Tanto el Gobierno andaluz como La Caixa apostaron de nuevo por Vázquez Consuegra para este proyecto. Días antes de la Navidad de 2014 llegó la firma del acuerdo entre la Junta, la entidad financiera y la Fundación Cajasol para hacer realidad Un espacio de diálogo con América. En cumplimiento de esta rúbrica, Cultura destinará 1,2 millones de euros al año para la programación, el personal y el material necesario. La Caixa invertirá 10 millones en la rehabilitación y adecuación, mientras que la Fundación Cajasol se compromete a un desembolso anual de 400.000 euros. 

 



Del proyecto primitivo, Vázquez Consuegra rescata la apertura de la naves góticas del astillero como plaza pública. Ahora añade la instalación de un museo en la primera planta del edificio de cabecera (levantado en el siglo XVIII), cuya planta alta acogerá salas de uso polivalente. El arquitecto estima que los trabajos -que duran año y medio- concluyan a finales de 2017.

 
Informacion