promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

10

Dic

2015

3 MONUMENTOS A 1 PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 10/12/2015

ANTONIO BURGOS

Sin que el Ayuntamiento lo haya anunciado. Sin que lo hayan inaugurado, porque los cortes de cintas están prohibidos en plena campaña electoral, en la que sólo se permiten los cortes de mangas, los cortes de agua y los de circulación con el Plan Navidad de la Movilidad de la Sostenibilidad o de la Sostenibilidad de la Movilidad. Sin que haya venido la noticia en la Prensa, me entero por Internet, por los ojos vigilantes de Sevilla de don Julio Domínguez Arjona, que lo hace "gratis et amore" en su amor por la ciudad... Me entero que en el ensanche que hace la calle Dueñas delante de la Casa del mismo nombre de los Alba (a la que los cronistas cardiocotilleicos de Madrissss llaman "Palacio de Dueñas"), han plantificado el monumento a Antonio Machado. El tercer monumento a Antonio Machado en la Casa de las Dueñas, en una de cuyas viviendas anexas nació, pues su padre era empleado de los Alba y allí tenía su morada. Sí, son ya tres los monumentos que Antonio Machado tiene en Las Dueñas, ¿será por monumentos? A saber:

 

1. Un mármol en el patio principal, con gótica epigrafía, que recuerda el nacimiento del Mienmano de Manuel Machado y el topicazo del limonero. Mármol puesto en plena dictadura de Franco por Cayetana de Alba, que había que echarle valor colocar un recuerdo a un rojo, al que dedicó el poema al asesino Líster: "Si mi pluma valiera tu pistola..."

2. Un azulejo colocado por el Ayuntamiento en el muro exterior de la Casa que llaman impropiamente "Palacio" (porque tiene más de caserío bueno de cortijo, intramuros), puesto ya tras la Restauración de la Monarquía por Don Juan Carlos I y con ella de las libertades, lo que tiene menos mérito que el anterior del interior.

3.- El ahora colocado a cencerros tapados, donde una señora sin cabeza lee un libro y en la pared, en un altorrelieve como de Juan Lemus, se ve a Machado sentado en un café... de Madrid, que no es lo mismo que en el Café Madrid de la calle Sierpes. Monumento repe. Lo han puesto justo al lado del azulejo municipal. Dos mejor que uno, como los plátanos.

¿Cuántas veces vino Machado a la ciudad en que nació? ¿Cuántas la piropeó? A los que defendemos a nuestra tierra, su Juan de Mairena nos llamó "españoles de tercera". En la Saeta que le hizo famosa Serrat, el Cristo de los Gitanos no es precisamente El que emocionaba a Cayetana, porque es un Crucificado "por desenclavar", no el Nazareno de la Salud con la cruz al hombro de canela y clavo.

¿Qué falta hacía este monumento repe al Mienmano de Manuel Machado en la Casa de las Dueñas? Ninguna. Con los dos que había, uno dentro y otro fuera, estaba ya bien despachaíto. Y en cambio su hermano Manuel, el que nació en la Calle de los Poetas, que es San Pedro Mártir, donde vieron la luz él, Rafael de León y Alejandro Sawa; el que se crió en Triana con su abuela; el que chorreaba sevillanía; el que dedicó a la ciudad el más bello piropo en sólo dos palabras, el "...y Sevilla" de su geografía lírica de Andalucía; el que se trajo el modernismo de Montmartre a la Macarena... Ese Machado, como en la guerra cayó en zona nacional, en Burgos, y le escribió un soneto a José Antonio en vez de hacerle un besahuevos a Líster, ese Manuel Machado no tiene en Sevilla más que un azulejo en su casa natal. Y una calle perdida en la Ciudad Jardín. Pero ningún monumento. Porque no murió en el exilio, en la tragedia de las dos Españas encarnadas en dos hermanos, como en el fandango: "Tengo un hermano en los rojos,/y otro con los nacionales". Ni durante los 40 años de dictadura de Franco le puso la ciudad un monumento de agradecimiento al más sevillano de los dos Hermanos Machado. Al verdaderamente sevillano, y que no me vengan con el cuarto monumento en Las Dueñas, que a este paso está al caer... El marcador machadiano de injusticias y cobardías, pues, minuto y resultado, va 3 a 1.

 
Informacion