promo

Mar

15

Dic

2015

El Parque de María Luisa, un pozo sin fondo y una vergüenza PDF Imprimir E-mail

Según el Delegado de Medio Ambiente, Adolfo Fernández Palomares, el problema del Parque de María Luisa es de falta de personal y de maquinaria. Nos imaginamos que estará en vías de solución el tema y que para los próximos presupuestos el Sr. Palomares ha contemplado un fuerte aumento de las partidas dedicadas a personal y a maquinaria para el mantenimiento del Parque de María Luisa. Lo contrario, es lo que suelen hacer los malos políticos: echar la culpa al anterior gobierno de lo que está mal, para dejarnos al final la misma herencia.

Seguro que el Parque de María Luisa tiene problemas de mantenimiento, pero tiene un problema muchísimo más importante: la vigilancia. Es difícil encontrar de día o de noche alguien que esté vigilando, que esté imponiendo orden ¿va el Sr. Palomares a rescindir el contrato a la empresa actualmente responsable de la vigilancia? ¿Va a crear o contratar un servicio de vigilancia que se haga responsable las 24 horas del día y que además sea visible para el ciudadano corriente y para el cafre?

Le añadimos otro problema, los bares de la Plaza de América son un coladero nocturno además de ocupar cada año un espacio mayor del que tienen acotado ¿solucionará esto el Sr. Palomares, obligará a estas empresas a cumplir con los contratos firmados, impondrá el cierre del espacio ocupado?

Otro problema Sr. Palomares, es el del cierre de las instalaciones, queda preciosssssso y muy democrático y muy liberal dejar el Parque abierto hasta altas horas de la noche, pero eso no sucede en otros países, los parques se cierran al anochecer. Se ahorra luz y destrozos. ¿Nos va a ahorrar a los sevillanos impuestos y vergüenzas?

Por último, ¿diseñó Forestier el Parque de María Luisa para jugar al fútbol o correr en bicicleta por la hierba? Lo dudamos. El Parque de María Luisa es un jardín mediterráneo, adaptado a un régimen poco lluvioso y con excesivo calor. El Parque que conocimos tal y como lo diseñó el francés conseguía la sombra con bastante arboleda, mucho matorral y mucha flora. El que tenemos ahora mismo quiere ser un Parque inglés a 42 grados. El absurdo, producto de la memez de algunos dirigentes.

http://elcorreoweb.es/sevilla/el-estado-del-parque-de-maria-luisa-es-el-que-mas-me-asusto-y-apeno-EF1135699 

 

 
Informacion