promo

Lun

21

Dic

2015

Centenario de Murillo PDF Imprimir E-mail

En enero de 1617 nacía el gran pintor sevillano, Bartolomé Esteban Murillo. Junto con Goya, Velázquez, Picasso y Dalí forma el quinteto de los más ilustres pintores españoles y de los más destacados en la Historia del Arte Universal. Sin género de dudas, fue el S.XIX y especialmente el periodo romántico, el que situó a Murillo en la primera línea mundial, lo demuestra la rapiña de su pintura por ingleses y franceses, hoy repartida entre sus museos.

La llegada con el S.XX de nuevas corrientes pictóricas disminuyó la apreciación de Murillo, como la de todos los pintores de temas religiosos o vinculados con ellos. Aun así, el interés en los Estados Unidos o en Rusia por nuestro pintor sigue siendo notable.

El IV Centenario del nacimiento de Murillo, que será en diciembre de 2016, se puede mantener  durante todo el 2017 y debe ser como el del Greco para Toledo y el de Santa Teresa para Ávila: un enorme acicate cultural y turístico para Sevilla. Pero, sólo oímos vagas promesas. Nada se concreta, ni el Alcalde aclara.

En abril de este año que muere, el anterior Alcalde, el Sr. Zoido, presentó un ambicioso proyecto en el que según sus propias palabras llevaba trabajando un año, que partiría de Septiembre del 2017 hasta junio del 2018; incluyendo un simposio internacional, un espectáculo musical  y una serie de exposiciones entre las que destacó las que se realizarían en el Museo de Bellas Artes y en el Real Alcázar, esta última con los murillos que nos fueron robados por los franceses en la Guerra de la Independencia. Para ello habló de un comisariado independiente, unos incentivos fiscales y un Patronato con presencia de la Casa Real.

Una fotografía posterior con Soraya Sáez de Santamaría, mostraba el apoyo inicial del gobierno al proyecto. Desde entonces, como decíamos antes, vagas promesas y el tiempo que agota el año 2016 sin ninguna realidad, ni concreción.

Aparte, en el proyecto de Zoido, notamos la falta de un elemento fundamental para la celebración que sería la recuperación de la Casa de Murillo en el Barrio de Santa Cruz como herencia  de los actos.

En julio de 2010 el Consejero de “Cultura” Paulino Plata, decidió la desaparición de la Casa de Murillo como museo y el traslado a ella de la Agencia Andaluza de Flamenco, (recordemos que alguna de estas Agencias, hoy suprimidas, han sido reductos de enchufados y desvíos presupuestarios), porque decía que el museo era insostenible. Justificando su postura afirmaba “si a cada casa que tenga una cierta relación con un artista nos dedicamos a hacer un centro de investigación o crear una institución cultural, no habrá quien financie”. ¡Genial!

Una genialidad que demuestra el nivel cultural de alguno de nuestros políticos.

Pero no era solo el Sr. Plata el que había pretendido y conseguido acabar con la casa de Murillo, ya en 1997 se hablaba de meter en ella oficinas públicas y dejar sólo una pequeña sala en recuerdo del insigne pintor.

La Casa de Murillo se había inaugurado en 1982, coincidiendo con el tercer centenario de la muerte del pintor. Poco tiempo duró abierta. Hoy es fundamental su recuperación en homenaje del artista y por necesidad de esta ciudad que no tiene ni una sola casa museo.

Se conserva hasta un inventario del mobiliario de la Casa y con una baja inversión, Sevilla podría recuperar un gran espacio dedicado a Murillo que preservara su memoria y la de su ciudad, en el conocido como Siglo de Oro.

Reparemos nuestros errores, cumplamos con la Ley que aprobó la fundación de la Casa de Murillo, recuperemos pinturas y mobiliario, y salgamos de este letargo en el que se mueve un gran proyecto de futuro cultural y turístico para nuestra ciudad, o  ¿puede ser Sevilla menos que  Toledo y Ávila? 

 

 

 
Informacion