promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

28

Dic

2015

EL DEFENSOR DEL CIUDADANO ARREMETE CONTRA EL SINDICATO POLICIAL PDF Imprimir E-mail

CORREO DE ANDALUCÍA / 24/12/2015

N.G.GROSSO

El sindicato mayoritario de la Policía Local fue el objeto de las críticas más duras, «un año más», por parte del defensor del ciudadano, José Barranca, que ayer presentó su memoria de 2014. En su intervención, durante el primero de los dos plenos que se celebraron ayer, aseguró que «son los culpables de la mala imagen que tienen los sevillanos del cuerpo, a pesar de los esfuerzos de la actual corporación por mejorarla». «Jamás fui ni iré contra la Policía Local, que cuenta con un grupo fenomenal de profesionales, pero hay quienes les hacen daño», aseguró. Barranca argumentó que un «profesional de la seguridad no puede montar el pollo en un salón de plenos o en la puerta del Ayuntamiento de manera estrambótica, o atender a un ciudadano con una mascarilla puesta», en referencia a las protestas del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme), que ha presentado recientemente una querella contra Barranca por injurias.

 

Pero el defensor no lo dejó ahí y prosiguió asegurando que «el sindicato es un mal endémico, un grupo de señores acomodados que le hacen la vida imposible a la corporación que sea. La sociedad sevillana está harta de que este grupo mande en la Policía Local. Señores, si de verdad son una minoría y los tienen cercados, tómense medidas». Además, Barranca avaló el trabajo del Grupo Especial de la Policía (Gepol), la unidad que investiga los asuntos internos. «La Gepol le da lustre a la Policía Local, no son delincuentes ni chivatos, pero ha sufrido una campaña de acoso y derribo porque molesta al sindicato».

Ciclistas y veladores

Pero el defensor tuvo para todo y todos. Así también trató el tema de los ciclistas en la ciudad que «han tomado las calles, les da igual el horario o que circulen a contramano» y para quienes pidió medidas «ejemplarizantes». «Hemos pasado del carril bici ya al aceras para los peatones ya», ironizó.

El problema de los excrementos caninos fue el siguiente punto. Un asunto sobre el que el pleno aprobó el pasado mes medidas mediante el análisis del ADN, y que «dejan una imagen lamentable y deplorable» de la ciudad. Para Barranca, la única solución pasa por «tocar el bolsillo» a los «incívicos y maleducados».

Esta misma solución dio para los dueños de los establecimientos con veladores que incumplen la ordenanza y sacan a la calle más mesas de las que tienen concedidas en sus licencias. «No pueden tomar el acerado. Señores, han de quitarse los veladores. El problema es que no pasa nada porque las multas son irrisorias. El que coloca 40 veladores en vez de 20 puede hasta pagar por adelantado», dijo.

Barranca se refirió también al vandalismo y las pintadas. «Sevilla está totalmente abandonada. ¿A nadie le duele pasear por el río y ver esos puentes llenos de pintadas?». En este sentido, insistió en varios momentos en la necesidad de demostrar el amor por Sevilla cuidándola, trabajando por ella o mejorando su imagen. En este sentido se refirió al cementerio de San Fernando cuya entrada es «impresentable, con esos puestos de flores con las coronas del Betis y del Sevilla, con esos coches aparcados en la puerta...».

El defensor, que tuvo dos turnos de palabra, dijo querer cerrar su periodo al frente de la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones sin rencores pero no dejó pasar la oportunidad de recordar que entregó la memoria el 27 de marzo «pero desapareció. Entra una nueva corporación y aparece en 24 horas. Es un error grave, si no, no estaría hoy, 23 de diciembre, presentando un documento de marzo. Pero yo paso, hago tabla rasa y le pido a los concejales que trabajen por Sevilla, dejen a un lado sus colores políticos y tengan a la ciudad en el corazón».

En los turnos de los partidos, en los que no estuvo presente IU pues se ausentó durante este pleno en señal de protesta contra Barranca, Participa y Ciudadanos incidieron en la necesidad de un cambio en el objetivo de la comisión así como la urgencia del nombramiento de los nuevos miembros para este mandato. Por su parte, el alcalde, Juan Espadas, quien en su día se opuso a su nombramiento, agradeció a Barranca el trabajo realizado aunque dijo discrepar en las formas en las que se produjo su nombramiento y lo acusó de ser más un «concejal independiente» pues en sus memorias prima el «personalismo por encima de las reclamaciones de los ciudadanos «que no siempre se reflejan». Finalmente, el PP valoró los «cuatro años de duro trabajo, entrega y abnegación, dando más respuesta que nunca a los ciudadanos». «Al margen de polémicas, del pasado y de errores que podemos cometer todos», el PP piensa que Barranca ha representado el cargo de una manera «leal, con honor y amplitud de miras».

 
Informacion