promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

26

Ene

2016

LOS CONSERVACIONISTAS ACEPTAN EL USO DE PLAZAS PÚBLICAS PARA CÓCTELES PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 21/1/2015

DIEGO J.GENIZ

Con mucha cautela pero sin oponerse. Así han recibido los conservacionistas la iniciativa del Ayuntamiento de alquilar plazas y edificios públicos para la celebración de banquetes y cócteles, entre otros eventos. Las asociaciones Adepa y Ben Baso aceptan dicha cesión, siempre y cuando lleve aparejadas medidas contudentes para proteger el patrimonio en dichos eventos. Este nuevo uso del espacio público ha recibido el beneplácito de los hosteleros, que reclamaban desde hace tiempo disponer de enclaves patrimoniales y edificios con gran valor histórico para acoger distintas celebraciones. Una posición muy distinta a la que ha adoptado IU, cuyo portavoz, Daniel González Rojas, ha criticado al gobierno socialista por convertir los espacios públicos en "chiringuitos privados". 

"Si este proyecto contribuye a que lugares como los Jardines de Murillo estén mejor cuidados, a los conservacionistas no nos importa que en ellos se celebren conferencias o banquetes". Quien pronuncia estas palabras es Joaquín Egea, presidente de Adepa, que explica así la posición de esta entidad conservacionista respecto al servicio Venues, que unifica y gestiona los usos de 13 edificios municipales y espacios públicos para congresos de mediana convocatoria, exposiciones, presentaciones, banquetes y cócteles. La previsión del Ayuntamiento es ingresar 900.000 euros con esta cesión. 

Para Egea, esta ocupación no resulta más "dañina" que la que ya hacen ciertos establecimientos en lugares como la Plaza de América, donde dos bares de copas "invaden" los jardines las noches de verano. "No creo que la celebración de cócteles vaya a perjudicar más de lo que ya lo hacen estas terrazas", apostilla el presidente de Adepa. 

Egea, sin embargo, desconfía de que el estado que presentan actualmente varias plazas y jardines de la ciudad pueda atraer a empresas o asociaciones para organizar en ellos eventos: "Es muy díficil que se gasten un dinero por alquilar los Jardines de Murillo, llenos de ratas de considerable tamaño y con un deterioro bastante lamentable". 

El presidente de Adepa sí previene del uso indebido en enclaves de gran valor patrimonial, como la Plaza de España, "donde ya se han celebrado exposiciones de coches y se han montado carpas que dañan el suelo". Por tal motivo, propone abrir el abanico de edificios -cerrados o en pésimo estado de conservación- para acoger tales eventos. "Restaurar San Hermenegildo y ofrecerlo para estas actividades o hacer lo mismo con el refectorio del convento de San Agustín son alternativas ante el excesivo uso que se le da a otros monumentos, como el Alcázar", refiere Egea, quien alerta de que "los abundantes ingresos que proporciona el palacio mudéjar pueden acabar matándolo". 

José Manuel Baena, presidente de la Asociación Ben Baso, no se opone a la cesión de estos espacios para congresos y actos hosteleros, si bien exige que previamente se establezcan medidas de protección del patrimonio. El Alcázar, de nuevo, sale a la palestra: "Muchas veces las sillas que se colocan dañan los tapices y los azulejos". Debido a la catalogación como Bien de Interés Cultural (BIC) de la que gozan algunos edificios, Baena cree "conveniente" que la comisión provincial de patrimonio se pronuncie sobre estos usos antes de que el Consorcio de Turismo los oferte. 

Los que sí han recibido con alegría la puesta en marcha de este servicio es el sector hostelero. Su presidente, Pedro Sánchez-Cuerda, asegura que se venía reclamando desde hace tiempo, ya que las agencias especializadas en congresos y eventos que contratan sus servicios solicitan lugares emblemáticos. "Ya era hora de tener un dispositivo que permita consultar las características del lugar y las tarifas, como ocurre en Barcelona o Madrid", añade Sánchez-Cuerda. 

Sin embargo, la información sobre las tasas a pagar aún no se ha incluido en Venues. Ese importe, según precisó el Consorcio de Turismo a este periódico, lo determina la Gerencia de Urbanismo, que no cuenta con una tarifa precisa por la ocupación de la vía pública para congresos, cócteles y banquetes. La denominación en la que se le podría incluir es la de "ocupaciones temporales diversas", que supone un gasto de 0,18 euros por metro cuadrado ocupado que han de sumarse a los 82,05 euros por la licencia necesaria para esta cesión de suelo público. 

 



Al que le ha contentado poco esta iniciativa es al portavoz municipal de IU, Daniel González Rojas, que calificó de "privatización" y "chiringuito" la cesión. En declaraciones a Europa Press, atizó al gobierno de Espadas por su "obsesión por hacer caja a toda costa" y "anteponer el negocio privado al interés general de los ciudadanos". Una actitud que, según Rojas, "recuerda mucho a la manera de gobernar de Zoido", a quien se le criticó por llenar Sevilla de veladores.

 
Informacion