promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

26

Nov

2008

Otro reformado eleva a 9,7 millones el coste de las obras de la alameda de hércules PDF Imprimir E-mail
Noticia vista 735 veces
Miércoles 26, noviembre 2008 - Últ. actualización 15:23h
Valoración:
Gracias por votar
Otro reformado eleva a 9,7 millones el coste de las obras de la Alameda de Hércules
Reuniones para negociar el uso de un espacio público
El delegado del Distrito Casco Antiguo, José Manuel García, mantuvo ayer una reunión «con once entidades y asociaciones de la zona de la Alameda» —de vecinos, madres y padres de alumnos, culturales, cívicas y juveniles cuya identidad no especificó) para elaborar unos criterios «consensuados y compartidos» de usos de la Alameda.
En el encuentro, se puso de manifiesto que el objetivo es conseguir que éste sea un espacio vivo del distrito y la ciudad, pero compatible con la vida cotidiana y el descanso de sus vecinos». García señaló que las propuestas han sido «muy amplias y plurales» que se aunarán en una propuesta conjunta de criterios que el propio García llevará a cabo antes del 15 de diciembre.
La versión general es que debe ser un espacio vivo, con multiplicidad de actividades infantiles, culturales y sociales, pero compatibilizándose necesariamente con el derecho al descanso.
Actualizado Jueves, 20-11-08 a las 21:23
El último Consejo de la Gerencia de Urbanismo aprobó un nuevo reformado de las obras de reurbanización de la Alameda elevando el coste de esta actuación en 1.385.501 euros, por lo que el proyecto supera ya los 9,7 millones de euros y amplía su demora en seis meses.
Los motivos de este nuevo desvío de los costes de la obra no están justificados en nuevas necesidades imprevistas, como obliga el contrato, sino que se deben más bien a detalles que debieron tenerse en cuenta inicialmente, como la conexión a la red de las fuentes ornamentales o trabajos de restauración de la obra ya ejecutada, que debieran correr a cargo del promotor, aunque en este caso hay que valorar que la obra se abrió al público antes de recepcionarla.
El segundo reformado del proyecto, que acumula ya más de un año de retraso, coincide precisamente con un nuevo anuncio de la finalización definitiva de las obras que el delegado del Casco Histórico, José Manuel García ha fijado para finales de diciembre.
Se trata del segundo reformado de la obra. El pliego de condiciones económico administrativas particulares del contrato advertía de que no se podrían introducir modificaciones a no ser que fueran por interés público en los elementos que lo integran y siempre que se debieran a necesidades nuevas o causas imprevistas. En el primer reformado se utilizó como justificación principal la ejecución de un tanque de tormenta, aunque se aprovechó igualmente para demoler manualmente parte del acerado, costear la protección de árboles e incorporar un sistema de recogida de basuras con contenedores soterrados que debería haber previsto el proyecto inicialmente.
En esta ocasión, los responsables de las obras, cuya responsabilidad recae en el grupo municipal de IU en virtud a los acuerdos adquiridos en el pacto de gobierno, justifican el desvío presupuestario en la necesidad de dotar a la zona de un centro transformador con mayor potencia, con toma de baja tensión, y la ejecución de las conexiones a la red de las fuentes ornamentales, así como la alineación de bolardos y alcorques. Asimismo, el expediente con el que se intenta justificar el nuevo desvío presupuestario hace mención a la adquisición de pintura antigrafiti, para eliminar las pintadas que ya se han multiplicado en los elementos de la obra a pesar de no haber sido recepcionada. Por último, se añade la necesidad de mejorar las cubiertas de las pérgolas, cuyo resultado final era a todas luces muy pobre. y concluye con la colocación de un reloj —cuya ubicación y características no se han dado a conocer— como elemento de interés público, que curiosamente se ha tenido en cuenta como necesidad nueva.
Los elementos citados ponen de manifiesto el descontrol en el que se ha desarrollado la obra y constata que habrá que levantar algunas zonas para rehacer trabajos que deberían haberse tenido en cuenta en su momento, como por ejemplo el funcionamiento de las fuentes ornamentales que se incluían en el proyecto original del estudio del arquitecto mallorquín Elías Torres.
Las obras de reurbanización de la Alameda deberían haberse inaugurado en la primavera de 2007. Era el plazo previsto inicialmente por el equipo de gobierno para aprovechar el acontecimiento de cara a la celebración de las elecciones municipales. Ante la imposibilidad de realizar la inauguración se optó por la apertura parcial mientras se anunciaba que tras la ejecución de unos últimos detalles la inauguración oficial tendría lugar en octubre de 2007. Ahora, más de un año después, la obra sigue su curso necesitada de otra modificación a todas luces poco justificada.
«Como cualquier obra»
El concejal delegado del distrito, José Manuel García, que tras suceder al dimitido Francisco Manuel Silva parece haber asumido la responsabilidad institucional de las obras, explicó ayer a Europa Press que, en la Alameda «como en cualquier obra pública», «cuando los técnicos de Urbanismo hagan el acta de recepción deberá constar el listado de deficiencias detectadas, para que la concesionaria las asuma y adquiera el compromiso de arreglarlas».
Extraña tal declaración del edil días después de que Urbanismo haya aprobado asumir un desvío presupuestario para esas obras entre otros conceptos para la utilización de pintura antigrafiti.
Con respecto a la fecha de recepción, García reiteró que el Ayuntamiento tiene previsto llevar a cabo un acto oficial de inauguración antes de final de año. puesto que sólo, dijo, quedan «algunos pequeños elementos» por rematar.
Seis meses más
Sin embargo, en virtud del acuerdo adoptado el pasado 12 de noviembre en el Consejo de la Gerencia de Urbanismo, la concesionaria Construcciones Sánchez Domínguez-Sando S.A. dispondría de seis meses más de plazo para la ejecución de las mismas.
El segundo reformado de la Alameda supone ya un desvío de costes de un 16,63% con respecto al presupuesto de contratación. El reformado técnico fue planteado al Consejo de Gobierno en septiembre y fue autorizado por la comisión especial de Cuentas en octubre.
Entretanto, las obras siguen lentamente, sorprendiendo a los viandantes con imprevistos. Ayer, ante la fachada de la comisaría de Policía se abrían tres huecos en el pavimento para la futura ubicación de las estatuas dedicadas a Manolo Caracol, la Niña de los Peines y Chicuelo, que volverán a la Alameda.
 
Informacion