promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

02

Dic

2008

Metro deja el kiosco bajo tierra para facilitar la consolidación del terreno PDF Imprimir E-mail
Juan Ariza afirma que «sólo se ha interesado la concesionaria» «Desmoralizado por lo que podría haber pasado» y «a la expectativa».
En esta situación se encuentra el dueño del kiosco soterrado en la Puerta de Jerez, Juan Ariza, imposibilitado «para salir porque mi mujer y mi hija -de seis años- están en la cama por los nervios» y «en tratamiento psicológico». En contra de las afirmaciones salidas desde la Casa Consistorial sobre una predisposición clara a indemnizar a la víctima del suceso, Juan Ariza aseguró a LA RAZÓN de Sevilla que «sigo a la espera de que Urbanismo me llame para la adjudicación de otro puesto». «Ni el Ayuntamiento ni la Junta me han llamado para nada», manifestó.
Hasta el momento, sólo la concesionaria se ha reunido con el afectado «con buena disposición». Sobre una posible denuncia a la UTE Metro de Sevilla al no ser desalojado del kiosco ni advertido de los movimientos de tierra producidos, el afectado prefirió «actuar con buena fe» y «permanecer a la espera». Dijeron que en 24 horas tendría el kiosco en la Puerta de Jerez y ahora dicen que el lunes», se quejó Ariza. «Ha sido un milagro de Dios. Primero, que pudiera salir y sacar a mi mujer y mi hija. Después, porque por esa zona pasan cientos de personas y en ese momento no había nadie», aseguró Ariza.
 «Noté unos movimientos y salí pitando», apuntó. Respecto a las obras que se realizan en la zona, Juan Ariza explicó que la concesionaria le informó de que «iban a hormigonar el kiosco, al no poder sacarlo» y confirmó que «se encuentra a unos ocho metros de profundidad», descartando otras versiones que barajaban más hondura a la reconocida oficialmente.
 
Informacion