promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

22

Feb

2016

EL METRO SE TOPA CON EL ÉXITO PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 2/2/2016

M.D. ALVARADO

Los datos son incontestables. La línea 1 de Metro de Sevilla cerró 2015 con casi 14,9 millones de viajeros y un incremento del 2,96% sobre la demanda de 2014 o lo que es lo mismo 427.057 usuarios más. Desde que se inauguró, en 2009, lleva transportados más de 93 millones de viajeros y solo en los dos últimos años ha ganado casi un millón de usuarios. Además, el nivel de ocupación de sus trenes ronda el 72% en días laborables y un 74,28% los viernes. El éxito de este transporte público es evidente: con sus 40.764 usuarios de media al día, la línea 1 ha cumplido las previsiones más optimistas, la de alcanzar 40.770 usuarios, como se preveía cuando se iniciaron las obras, y ha superado los 38.000 viajeros por jornada previstos años más tarde, cuando se puso en marcha. Sin embargo, el análisis de los datos del metro, tanto de usuarios a lo largo de estos años —los viajeros de 2015 sólo fueron superados en 2011— como de nivel de ocupación de sus trenes, apunta a que la línea 1 tiene ya muy limitado el crecimiento, entre otras cuestiones porque la prevista aportación de usuarios por la puesta en servicio de nuevas líneas es hoy un espejismo.

Desde finales de 2011, y tras una inversión de 17 millones de euros de dinero público, la Junta de Andalucía tiene redactados los proyectos constructivos de las otras tres líneas previstas en la red: Puerta Triana-Centro-Sevilla Este (línea 2); Pino Montano-Bermejales (línea 3) y la que, pasaría por los dos centros hospitalarios, la ronda del Tamarguillo, Macarena y Triana (línea 4). En su día, la Junta llegó a declarar como prioritaria la línea 3, sobre todo el tramo que iba a unir Pino Montano y el Prado de San Sebastián. Ese recorrido, según las previsiones, podría general 13 millones de viajeros al año. Precisamente en el Prado la línea 3 conectaría con la 1 e incrementaría sus usuarios. En aquellos momentos, dadas sus reticencias a cruzar el casco histórico, en el horizonte de la Junta la línea 2 sólo era prioritaria en el tramo que unía la ronda histórica con Sevilla Este, por la gran cantidad de usuarios que podría incorporar a la red. Pero esos planes —se llegó a anunciar que la línea 3 se sacaría a licitar las obras en 2012 y que el primer tramo estaría en servicio en 2017— se vinieron abajo como un castillo de naipes. En 2012 la Consejería de Fomento dio carpetazo a muchas obras, entre ellas a las nuevas líneas del metro de Sevilla, por mor de la crisis económica. Ni siquiera dio tiempo a licitar las obras y esa posibilidad se fue diluyendo presupuesto a presupuesto de la Junta al tiempo que salían a la luz los sobrecostes de la construcción de los metros de Sevilla y Málaga y el alto coste que supone para las arcas andaluzas la financiación de estas infraestructuras.

Hoy, cuando el ciclo económico apunta mejores perspectivas, la posibilidad de que se saque a licitación otra línea de metro de Sevilla es lejana. La Junta está centrada en terminar las obras del metro de Málaga, que se puso en servicio sin que se hubiese completado el tramo más céntrico, y del proyecto de Granada. Del metro de Sevilla sólo habla para reclamar, al menos hasta ahora, la participación del Gobierno central, una cantinela ya empleada para frenar varios años el inicio del proyecto.

En 2011 el coste de las nuevas líneas se valoró en 3.706 millones de euros, de los que 1.179 millones serían para la construcción de la línea 3. Sólo esta última daría servicio a 150.000 habitantes. En 2011 se calculó que la red de metro al completo podría tener 343.000 usuarios al día frente a los poco más de 40.000 que tiene hoy la línea 1.

 
Informacion